El desembolso ineludible para enfrentar la pandemia alteró el presupuesto estatal, por lo que el anuncio que hizo el gobernador Martín Orozco Sandoval, de que un crédito sacará adelante el gasto normal del año, era algo esperado.

Resulta materialmente imposible cerrar los ojos ante la realidad y esta no es otra que todo lo que se registra con motivo del coronavirus es excepcional, tanto en materia de salud como de inversión pública y de las contrariedades en que, de pronto, se han visto inmersos miles de trabajadores ante la pérdida del empleo o que se restrinja su salario.

Ante esa eventualidad el gobierno ha destinado importantes recursos para atender las demandas sociales, principalmente de apoyos económicos, tanto en vía directa como de créditos, lo que lógicamente no estaba previsto, por lo que tuvo que acelerarse los programas en marcha y recurrir al dinero previsto para otras acciones que evidentemente tienen que esperar.

El mandatario señaló que una vez que se supere el Covid-19 podrá analizarse el resultado financiero, que se avizora negativo y por lo mismo habrá que solicitar al Congreso del Estado su autorización para tramitar un préstamo.

Por ahora se tiene comprendido que ha decrecido la captación en las finanzas estatales, ya que en respaldo a las necesidades de los ciudadanos fue frenada la recaudación y de manera paralela dejaron de trabajar numerosas empresas de todos tamaños, principalmente del sector automotriz, que representa el nervio vital de la economía doméstica.

Como si lo anterior no fuera suficiente el gobierno federal dejó de suministrar fondos, lo que obligó a demorar proyectos que estaban contemplados para 2020 y que afecta a importantes núcleos poblacionales que estaban en conocimiento que serían beneficiados con obras y servicios.

De manera particular se tomó la decisión de apoyar al Sector Salud con una inversión adicional de 150 millones de pesos, destinados para la compra de equipo médico, sin que hasta la fecha la Federación haya enviado un solo peso para atender esta emergencia.

Por otra parte, Orozco Sandoval dijo que seguirá insistiendo para que la industria automotriz sea considerada como “actividad esencial” y pueda reanudar labores, lo que es exigido por más de 40 mil trabajadores que dependen del ensamblado de automóviles y el suministro de piezas y que están en suspensión total con un recorte salarial del 50%, por lo que ahora que sus homólogos de Estados Unidos empujan este propósito han manifestado todo su apoyo para lograrlo, decisión que dependerá del gobierno federal.

Reiteró que son golpes severos los que se han resentido por la epidemia y por el momento son difíciles de calcular, económicamente hablando, por lo que una vez que pase la emergencia se harán las evaluaciones y se proceda las modificaciones presupuestales, que se enviarán al Congreso del Estado para su conocimiento, análisis y aprobación o modificación en su caso.

Lo que está a favor de los actos que ha llevado a cabo la administración local, dentro de las circunstancias que se viven, es que Aguascalientes es de las entidades que registra menos casos mortales, con siete hasta la fecha, lo que demuestra que ha habido una buena respuesta de los habitantes para evitar la propagación del germen, al mismo tiempo que con los recursos al alcance se ha podido atenuar la situación económica de miles de familias, por lo que a la hora del recuento sea de mejores resultados que el resto del país.

RARA CELEBRACIÓN

El primero de mayo de 2020 será recordado como un día fuera de la común, al cancelarse el tradicional desfile de los trabajadores debido a la emergencia sanitaria, por lo que quedó para otra ocasión las acostumbradas demandas de los obreros, que están como los maderos de San Juan, ya que de todas las preparadas reivindicaciones ninguna se atiende.

También será evocada esta fecha porque una cosa es decir y ordenar y otra cumplir.

El presidente Andrés Manuel López Obrador felicitó a la fuerza del trabajo mediante un video, en que aparece sin el cubrebocas que hasta lo fecha ha rechazado utilizar como se puede constatar durante la homilía que dirige cada mañana desde Palacio Nacional.

En Aguascalientes fue elocuente la fotografía del gobernador Martín Orozco Sandoval y sus invitados en el acto que tuvo lugar el viernes, en el que ninguno llevó la mascarilla, aún cuando existe un decreto que ordena portarla.

Tal vez esto se deba a lo que dijo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, el pasado 2 de marzo, de que los cubrebocas convencionales no representan un mecanismo efectivo de protección contra la propagación del Covid-19, ni tampoco porque se tenga una higiene extrema: “Sepan ustedes que no hay evidencia científica que muestre que realmente sirvan, lo que si sirve que quien esté enfermo, que tenga tos, fiebre, estornudos, ayuda a los demás, a la familia, si se pone uno de esos cubrebocas porque cuando le venga el estornudo va a ser fácil que este estornudo se tape”.

Durante la ceremonia en palacio de gobierno, MOS alabó la actitud de los trabajadores por su actitud solidaria y responsable en esta emergencia, al mismo tiempo ratificó su respaldo a las organizaciones sindicales para lograr la reactivación de la economía y que no sean conculcados los derechos laborales, por lo que se debe estar atentos para que se mantengan en el mismo nivel en que estaban antes del paro.

Al mismo tiempo Martín Orozco destacó la participación del sector informal, que ha sido sumamente golpeado por esta crisis ya que no tiene seguridad en el empleo y tampoco están en alguna agrupación de defensa, por lo que al ser parte de la cadena productiva deben recibir el apoyo que requieren, lo mismo que las pequeñas empresas de las que dependen que seguirán recibiendo el respaldo para que sigan adelante.

Por su parte el máximo dirigente sindical de la entidad, José Alfredo González, dijo que la principal demanda que tienen estos momentos los trabajadores es que se conserven las fuentes de empleo. Dijo que hay incertidumbre sobre cómo van a funcionar las empresas una vez que se levante la contingencia sanitaria, por lo que la pretensión es que se conserve el mismo número de puestos de trabajo, además que el regreso a la actividad sea bajo estrictas medidas de seguridad, en materia de protección a la salud y en caso de que alguno de sus compañeros resulte inoculado por el virus reciba el tratamiento de calidad en el Seguro Social, tanto ellos como su familia.

Para el representante de la FSTSE en la entidad, Normando López Meixueiro, es indispensable que se proporcione a todo el personal del sector salud federal del equipo necesario para el desempeño de su trabajo, que sea tanto al personal médico, enfermeras, camilleros y de intendencia como a los trabajadores administrativos y de las demás áreas, con lo que se evitará que sean parte de la estadística de la adversidad sanitaria.

En tanto el personal que labora para el gobierno del estado y los municipios debe estar tranquilo ya que no se contempla despidos ni otro tipo de situaciones, derivadas del Covid-19, afirmó el secretario general del SUTEMA, Jesús Torres Luévano, asimismo ratificó que aún cuando la mayor parte de los trabajadores están en sus casas seguirán recibiendo su salario completo y en lugar de despensas el sindicato gestionó que quienes cumplan con los requisitos del ISSSSPEA podrán recibir un préstamo extraordinario de dos mil a cuatro mil pesos. En el caso de las despensas que entregan diversas agrupaciones sociales, Torres Luévano consideró que debe de ser para quienes carecen de trabajo y no para sus compañeros, que sí lo tienen y no hay ninguna merma en el sueldo.

Finalmente, quien cumplió su palabra de no acudir a la celebración por el Día Internacional del Trabajo fue el dirigente cromista Jesús Ramírez Pérez, quien hace unas semanas anunció que sus tres mil quinientos compañeros se abstendrían de hacerlo y él lo cumplió, por lo que prefirió seguir bajo custodia.

MÁS NOCIVO

Toda la atención está firme en el propagación de la pandemia como una defensa primaria de los mexicanos para no ser una víctima más, la cual ha cobrado 1,732 vidas hasta el pasado 30 de abril, sin embargo el coronavirus es menos letal que otras enfermedades “comunes” que al año registra casi 150 mil muertes.

El problema con el Covid-19 es la rapidez con que ataca el cuerpo humano y que hasta la fecha no se tenga el contraveneno. Es tan mortífero que una persona sana que es infectada puede morir en muy poco tiempo, lo que ha generado gran temor entre la población, que para su protección es obligada a permanecer en sus hogares, cuarentena que podría continuar hasta el 31 de mayo.

En un artículo que publicó Reforma el pasado 26 de abril destaca que cerca de 150 mil muertes al año en el país se deben a enfermedades cardiovasculares – unas 100 mil por diabetes y cerca de 50 mil por padecimientos pulmonares obstructivos y neumonías -. Además, el homicidio doloso, provocado por la narcoviolencia, arranca unas 36 mil vidas al año.

La cuestión radica que el nuevo virus ha colocado en el centro del debate la atención privilegiada que se le otorga y las condiciones en que está el sistema de salud, al destinar la mayor parte de infraestructura, camas y personal, difiriendo o relegando la atención a los otros padecimientos. El gobierno federal estima la posibilidad de que el coronavirus cause unas 8 mil muertes, una cifra muy inferior a la que originan los males crónicos entre la población nacional.

Se calcula que México tendría más de 12 mil muertos por enfermedades del corazón al mes, 8 mil por diabetes, 3 mil por asesinatos de la narcoviolencia y 2,600 por accidentes. Por enfermedades respiratorias o pulmonares serían 4,300 personas, en promedio al mes, si se tomara en cuenta sólo la neumonía o influenza sería 2,313 perjudicados por esos males los fallecidos mensualmente.

Alejandro Macías, Comisionado Nacional para la Atención de la Influenza en México, en 2009, y especialista en infectología, considera que el reto es conocer cómo será el comportamiento del Covid-19: “Es verdad que si uno suma las muertes por infartos, enfermedades cardiovasculares, diabetes y sobrepeso, el número de muertos es sustancialmente mayor que los del Covid, sin embargo estas muertes están de alguna manera ‘presupuestadas”.

Esto es, son fallecimientos que suceden con una frecuencia más o menos esperada, aumentando un poco en algunas épocas, pero manejables para el sector salud, “no es lo mismo que mueran en México 150 mil personas por problemas cardiovasculares en un año, lo cual nos permite ver que en todo el país mueren alrededor de 12 mil personas por mes, y eso es algo que ya está establecido en el sistema. Pero qué tal que todas esas personas pudieran morir en un solo mes entonces causaría un gran colapso del sistema de salud”.

El sistema de salud ha creado un programa hospitalario para la atención exclusiva de pacientes por el coronavirus, que actualmente registran una ocupación de 22%, de acuerdo a la información aportada por el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López. A nivel nacional hay disponibilidad de 14 mil 984 camas, de las cuales 11 mil 634 están desocupadas y 3,350 se encuentran ocupadas.

EXTREMA CODICIA

Los momentos que se viven exigen la máxima atención de las autoridades, ya que de sus decisiones depende la marcha del país. No es posible que en plena crisis sanitaria y con un grave problema económico en puerta dediquen su atención a crear conflictos con los sectores productivos y tratar de nulificar al Poder Legislativo, lo que de lograr sería un paso hacia el presidencialismo, que ha  sido catastrófico en varias períodos de la República.

Ante la negativa del gobierno federal de crear un fondo que permita salvar a las micros, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) obtuvo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el compromiso de apoyar a 30 mil empresas de esas características.

Estas empresas están ligadas a las cadenas de valor de grandes compañías, algunas de ellas afiliadas al CMN, podrían obtener créditos para lograr su liquidez, para ello el BID cuenta con una bolsa de 3 mil millones de dólares, y que por tratarse de un crédito revolvente, permitirá usar los recursos hasta cuatro veces en el año, con lo que la bolsa llegará a 12 mil millones de dólares.

La gestión de los empresarios provocó el enojo de Andrés Manuel López Obrador al citar: “No me gusta mucho el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes ¿Cómo que se hace un acuerdo y que Hacienda lo avale? ¿Y qué? ¿Nosotros estamos aquí de floreros, de adornos””, reprochó.

Antonio del Valle, presidente del CMN, consideró que el Presidente tuvo una confusión sobre los créditos para Mipymes acordados entre el BID Invest y el sector privado de México, ya que el plan no contempla recursos públicos.

“El Presidente tuvo un malentendido. La Secretaría de Hacienda no está avalando el plan en términos crediticios. No hay aval crediticio alguno por parte de la Secretaría de Hacienda, no hay recursos del sector público, no se incrementa la deuda, es una operación privada”, sostuvo.

Pese a las aclaraciones del líder del Consejo Mexicano de Negocios, López Obrador insistió que en esta operación “existe el riesgo de corrupción” y que según su punto de vista “sí hay riesgo de corrupción, si no se cuida, y lo mismo lo del dinero que va a disponer el Banco de México (Banxico), o sea, estar muy pendientes, no oponernos, pero cuidar porque no se sabe”.

La medida anunciada por Banxico el 22 de abril, en su Junta de Gobierno, para inyectar liquidez al sector financiero por 750 mil millones de pesos, no ha sido del agrado del mandatario, al establecer que “hay que tener mucho cuidado que en efecto sea la pequeña, la mediana empresa. No vaya a ser para rescatar empresas que, desde antes del coronavirus, ya tenían problemas financieros, mucho cuidado.

“El Banco de México es autónomo y deben respetar sus decisiones, pero sus reservas no son del Banco de México, ni siquiera del gobierno, son de la Nación”.

El Subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, aclaró que las aportaciones de la institución al mercado no significan un Fobaproa, toda vez que el propósito es proveer liquidez al mercado interno, fortalecer el otorgamiento de crédito en la economía y promover un comportamiento ordenado de los mercados de deuda y de cambios.

REHÚSAN SUPRAPODER

Fiel a su estilo, López Obrador provocó en torno suyo toda clase de calificativos ante el propósito de tener el control absoluto sobre el presupuesto, con el argumento que es necesario para enfrentar cualquier eventualidad, lo que ha encontrado rechazo tajante de partidos políticos, legisladores y estudiosos del derecho constitucional.

La iniciativa que envió a la Cámara de Diputados enfrenta la negativa, en primer lugar, de los propios legisladores que consideran como inaceptable que el titular del Poder Ejecutivo pretenda arrogarse facultades que competen única y exclusivamente al Congreso de la Unión, siendo de los más críticos el diputado Porfirio Muñoz Ledo, que junto con AMLO creó Morena: “Esa iniciativa no es necesaria, y lo que no es necesario es un exceso. Sin ninguna reforma el Presidente puede mandar el presupuesto y se va a aprobar por la sencilla razón de que tiene mayoría (en la propia Cámara), además una mayoría que, por lo que hace a Morena, es bastante textual: aprueba sin ninguna modificación lo que mande el Ejecutivo”.

Conocedor de la norma fundamental, Muñoz Ledo precisó: “Se está violando (con la iniciativa) la división de Poderes, es anticonstitucional. En la Constitución una prohibición expresa que no puede reunirse dos o más poderes en una sola persona. ¿Entonces para que quiere más facultades?”

El dirigente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, reconoció que la propuesta de reformas a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidades Hacendarias es “invasiva e institucional” y pidió salvar las facultades de los legisladores: “Debemos precisar lo que es la emergencia económica, que lo hagan los dos poderes, la Cámara y el Ejecutivo. Así como en la Constitución dice quien declara la emergencia sanitaria y la emergencia nacional, que quede quienes declaran la emergencia económica. Así se puede salvar el mandato constitucional de que la Cámara de Diputados es la única facultada para aprobar y revisar el Presupuesto y fiscalizarlo en la cuenta pública”, planteó el líder morenista.

La diputada de Morena, Lorena Villavicencio reconoció que su fracción acordó cambiar la iniciativa presidencial, aunque no hay consenso sobre cómo hacerlo, “las reformas se requieren para justificar los recortes a los servicios generales y a los salarios de servidores públicos, lo que lesiona derechos laborales”.

El PRI rechazó “rotundamente” la iniciativa y pidió seriedad al gobierno federal, al considerar que “la iniciativa en sí misma atenta contra los equilibrios de los Poderes de la Unión”.

Marko Cortés, presidente del CEN del PAN previno que la iniciativa distorsiona el equilibrio de poderes y debilitaría el Poder Legislativo, concentrando de manera inconstitucional mayor poder en el titular del Ejecutivo federal. “Literalmente, lo que López Obrador está pretendiendo es gastarse el dinero del pueblo sin que nadie le cuide las manos  y lo quiere hacer anulando la Cámara de Diputados, que tiene la facultad exclusiva de aprobar, modificar el presupuesto federal”

Por su parte el bloque de gobernadores panistas recriminó que la iniciativa pretende desaparecer el Fondo Metropolitano, lo que de lograr “afectaría gravemente a miles de familias de todo el país que viven en zonas conurbanas”, por lo que exhortó a los alcaldes de todo el país “a manifestar su postura con independencia y determinación”.

El dirigente del PRD, Ángel Ávila estimó que la intención del presidente López es cambiar “al contentillo” la Ley de Presupuesto y eliminar los contrapesos. “Con ocurrencias no vamos a salir de esta recesión”, advirtió.

Como punto final se debe tener presente que aún cuando la Cámara de Diputados apruebe la iniciativa, ésta pasaría al Senado para su convalidación  y ahí es minoría Morena, por lo que tendría que convencer a alguno de los legisladores de oposición para que pase, lo que no va a ser fácil ya que incluso varios senadores morenistas han expresado su desacuerdo.

IMPONE SU LEY

México es un país en el que pueden ocurrir las cosas más inadmisibles, como eso de que bandas del crimen organizado se desplacen a placer por cualquier parte sin ser molestadas, lo que ha permitido que se haga presente con la entrega de despensas en comunidades rurales y barrios urbanos que llevan la leyenda de la banda que las obsequia.

Hombres fuertemente armados y cubiertos del rostro son los encargados de hacer los donativos a nombre del Chapo Guzmán; del Señor Mencho o Señor de los Caballos, del CJNG; del Cartel de Golfo; del Señorón, en Cuernavaca; del Mamer, en Tepeaca, Puebla, etc.

Los estados que han sido favorecidos con estos apoyos son: Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Puebla y Colima y de lo que se sabe por los videos que suben a la red los mismos grupos.

Mientras tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que su campaña de moralización en las Aduanas ha sido un fracaso, donde se intuye que la delincuencia organizada controla todo, por lo que en los 17 meses que lleva al frente de los destinos de la nación no ha logrado reducir esa presencia. En tan corto lapso lleva tres directores generales, el primero fue Ricardo Peralta, que fue reacomodado como subsecretario de Gobernación; luego Ricardo Ahued y ahora anuncia que designará a Horacio Duarte, para ello enviará el nombramiento al Senado para su ratificación.

Reconoció el gobernante que “en el caso de Aduanas viene una limpia porque se han hecho intentos (…) es un monstruo lo de Aduanas, de 100 cabezas”; es sabido que ahí dominan las principales pandillas del país al grado que ha convertido a Colima en la entidad con mayor tasa de homicidios en el país por cada 100 mil habitantes, y es que el puerto de Manzanillo es estratégico para la entrada de miles de toneladas de precursores químicos para la elaboración de drogas.

Duarte es un político que ha acompañado a López Obrador desde su etapa como jefe de gobierno del Distrito Federal y en su paso por el PRD, por lo que lleva todo el apoyo para tratar de acabar con ese monstruo de 100 cabezas, como calificó el titular del Ejecutivo a Aduanas.