Una menor de apenas cuatro años de edad que se encontraba extraviada, fue auxiliada por elementos de la Policía Estatal y municipales de Cosío, quienes finalmente la entregaron a sus familiares.
Eran alrededor de las 19:30 horas de ayer, cuando los oficiales al realizar sus labores de vigilancia y circular sobre la carretera estatal 64, a la altura del kilómetro 1+500, detectaron que se desplazaba una niña sola a bordo de una bicicleta. Lo anterior llamó la atención de los oficiales quienes se aproximaron a la menor para conocer qué acontecía. Fue así que la niña indicó que había salido de su domicilio para pasear y ver pasar el tren. Incluso la menor precisó que su papá era el profe Guadalupe, quien es conocido en la zona e identificado por los policías municipales de Cosío.
Al conocer la ubicación de su domicilio, predio ubicado a 500 metros en una terracería al norte de dicha carretera estatal, los uniformados abordaron a la menor a la patrulla para resguardarla y evitar que algo malo le pasara. Finalmente, la menor fue entregada a sus familiares.