Elementos de la Policía Estatal y Cibernética evitaron un secuestro virtual, en el cual los delincuentes pretendían cobrar una fuerte cantidad de dinero para dejar supuestamente en libertad a dos empleados originarios del Estado de Guanajuato, quienes pasaron el susto de su vida al ser sorprendidos por sujetos que se decían integrantes de un grupo delictivo.
Minutos antes del mediodía de ayer, el número de emergencia atendió el reporte en el que representantes de una empresa ubicada en León, Guanajuato, informaban que habían recibido diversas llamadas en las cuales las personas al teléfono se presentaban con integrantes de un grupo delictivo, indicándoles que tenían privados de su libertad a dos de sus trabajadores. Luego de esto les hicieron llegar fotos de ambos, para comprobar lo dicho, de la misma forma, señalaron que los trabajadores de 55 y 25 años de edad se encontraban hospedados en un hotel ubicado en la avenida Convención, casi esquina con Bulevar San Marcos, por lo cual se trasladaron al lugar los elementos de la Policía Estatal y de la Policía Cibernética. Al llegar a la habitación donde se encontraban los afectados, con el apoyo del personal del hotel, ingresaron a la misma, así se percataron que uno de ellos se encontraba sentado en la cama y el segundo dormido, asimismo, tenían un teléfono en el tocador, el cual se encontraba conectado a través de una videollamada.
En ese momento cortaron la comunicación y les indicaron a los afectados que se trataba de una extorsión, momento que aprovecharon para ponerlos en contacto con su empresa, así como con su familia, evitando de esta forma que se realizara algún depósito. Al ser cuestionados, señalaron que durante la noche habían recibido una llamada donde les indicaban que eran elementos de una corporación de seguridad y que se iba a hacer un operativo en la zona, pero al iniciar la videollamada, observaron a dos sujetos con chalecos tácticos que decían ser de un grupo delictivo y que si no obedecían los iban a matar, por ello cumplieron con cada orden dada por los delincuentes.