Denuncia el coordinador de la Fundación VIHDA, Marco García Robles, el diferimiento de las citas de especialidades en la Clínica 3 del IMSS, lo cual afecta a pacientes con enfermedades con VIH, cáncer y otras comorbilidades, por la atención del COVID-19, lo que pone en riesgo su salud.

El activista señaló que todos los recursos de salud se están enfocando a las cuestiones del coronavirus, sin embargo, el problema es que se están descuidando otras enfermedades que también son graves y causan la muerte. En tal sentido, dijo que los hospitales 1 y 2 del IMSS cancelaron todas sus citas y han canalizado la atención de especialidades al Hospital 3, pero no todas las especialidades están siendo atendidas. “Me consta que se han cancelado citas de geriatría o algunas que quizá no se consideren cruciales o vitales, no sé cuál sea el criterio, pero sí gran parte de las especialidades están ahorita canceladas en atención”.

Destacó que hay casos de pacientes inmunodeprimidos como puede ser con VIH u otra condición de salud que sí requieren de una atención especializada. En lo referente al suministro de medicamentos para este tipo de enfermedades, comentó que sí hay abasto, aunque para otras atenciones adicionales sí se están complicando.

Por todo lo anterior, García Robles consideró que hace falta una estrategia de comunicación más efectiva en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde se supone que cuentan con los números telefónicos de los derechohabientes y deberían estarles comunicando cómo deben atenderse sobre todo en el caso de enfermedades crónicas o que requieren de revisiones o medicamentos. “En las Unidades de Medicina Familiar del IMSS cuando se trata de una revisión de rutina o de medicamentos mensuales, se ha tomado la opción de no llevar a la gente de la tercera edad, sino que acudan los familiares por los medicamentos, pero la duda es cuándo se restablecerán las atenciones de especialidades que son bastantes”.