Tres sicarios fueron sentenciados a 15 años de prisión por el asesinato de un presunto distribuidor de drogas en el municipio de Tepezalá, en julio de 2022. Los condenados, identificados como Eduardo Santoyo Marín, Maximiliano Zapata Ponce y Salvador Nava Guadalupe, ya se encuentran recluidos en el Centro Penitenciario Estatal de El Llano.
La Fiscalía General del Estado los acusó de matar a balazos a un joven llamado Agapito, de 25 años, originario del estado de Sinaloa. Las pruebas presentadas por el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios fueron suficientes para que un juez de Control y Juicio Oral Penal del Cuarto Partido Judicial, con sede en Rincón de Romos, emitiera una sentencia condenatoria.
Los hechos ocurrieron el jueves 14 de julio de 2022, alrededor de las 16:30 horas, cuando cuatro individuos llegaron al poblado de San Antonio, en Tepezalá, con el objetivo de ejecutar a Agapito. Al localizar a la víctima, uno de los atacantes le disparó. Agapito intentó huir y se refugió en una forrajera, pero los sicarios lo alcanzaron y lo asesinaron allí.
Los agresores huyeron en un Nissan March gris sin placas, pero fueron interceptados por policías estatales y preventivos de Tepezalá mientras se dirigían hacia Rincón de Romos por la carretera federal No. 22. Durante la detención, se les decomisaron tres pistolas tipo escuadra calibre 9 mm y una pistola calibre .45.
Inicialmente, los sospechosos fueron entregados a la Fiscalía General de la República y quedaron a disposición del Ministerio Público Federal por posesión de armas de fuego de uso exclusivo. Paralelamente, la PDI y la Dirección de Investigación Pericial comenzaron investigaciones que vincularon a los detenidos con el asesinato.
Finalmente, fueron sentenciados a 15 años de prisión, a pagar una multa de 14 mil 433 pesos y a indemnizar a la familia de Agapito con 894 mil 350 pesos por los daños ocasionados.