Lamentables resultados en lo general tuvo el sector comercio durante El Buen Fin, ante la obligación de cerrar las tiendas justo a la mitad del periodo que tendría este programa, originado por el elevado número de contagios y la alta movilidad que genera este riesgo, manifestó Humberto Martínez Guerra, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco). Lamentó que este nuevo confinamiento parcial y obligado cierre anticipado de comercios con giros considerados como no esenciales, tendrá repercusiones.

Lo que está claro es que en esta ocasión no se lograron los objetivos de El Buen Fin. No se han estimado las pérdidas, considerando que hay comerciantes que invirtieron al adquirir mercancía que pondrían en anaqueles y aparadores justo en el tiempo de este programa que se había ampliado por 12 días y que al menos en Aguascalientes no fue así, a diferencia de lo ocurrido en otras partes del país.

Y es que resulta que la decisión de cerrar los negocios por parte de la autoridad sanitaria se dio justo cuando había pasado apenas el primer fin de semana, que se notaba buena afluencia en el general de los comercios, sin embargo el número de contagios no ha cedido y se tuvo la obligación de bajar cortinas o implementar las ventas en línea, que al menos en Aguascalientes, el 80% de los negocios no tienen esta modalidad.

LO QUE VIENE. El líder de los comerciantes apuntó que ahora la gran mayoría tiene fincadas sus esperanzas en el mes de diciembre, mes que de manera natural es la mejor temporada del año, aunque en condiciones normales, no como las actuales en que la ciudadanía en gran medida ha definido sus prioridades de consumo.

 

  • “Entendemos que primero está la salud, pues si no hay salud no hay nada. Pero sí, ésta fue una decisión dolorosa, y también deseamos de todo corazón que no sea el tiro de gracia para muchos negocios…”

  • “Hay incertidumbre, pero también tenemos que hacer el llamado a la gente para que sea respetuosa y responsable de las medidas sanitarias, si es que queremos pasar lo mejor posible las fiestas decembrinas…”

Humberto Martínez Guerra, Canaco