Benito López
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Tras 61 días de haber salido de Cuba en una barcaza hechiza y de láminas viejas, cuatro hombres de entre 20 y 50 años de edad fueron rescatados en estado grave de desnutrición y con la piel casi pegada a los huesos, en el municipio de San Fernando, informaron las autoridades de Tamaulipas.
Al parecer otras cuatro personas de la misma nacionalidad habrían muerto en el trayecto y los sobrevivientes se resistieron a deshacerse de los cadáveres, por lo que viajaron con ellos en la embarcación, pintada con blanco y verde, hasta que debieron arrojarlos en altamar, lo que no fue confirmado por las autoridades.
Los rescatados fueron identificados como Mario Sergio Márquez Ventura, de 30 años; Yuriesky Romero Hernández, de 33; Rogelio Loasis Fuentes, de 50, y Diosanto, de 26, de quien no se proporcionó más información debido a las condiciones de salud en que fue hallado.
De acuerdo con un reporte oficial, Yuriesky contó a las autoridades que salieron de Cuba el 4 de marzo, pero se desconoce la forma en que pudieron sobrevivir en altamar.
Los isleños tenían como destino el puerto de Cancún, en Quintana Roo, pero tras naufragar llegaron el pasado sábado con vida hasta las costas de San Fernando, a la altura de la Barra Boa de Catán.
Un pescador identificado como Claudio Meza Méndez y varios de sus acompañantes se percataron del naufragio de los cubanos. En un reporte al C-5, a las 8:32 horas del pasado sábado, se pidió apoyo por el informe de un grupo de migrantes deshidratados en la Colonia Carboneras.
A mitad de camino hacia el Hospital General de San Fernando, una de las ambulancias de Protección Civil Municipal donde iban tres de los cuatro cubanos comenzó a fallar, por lo que debieron ser llevados a la unidad en la que viajaba el más grave.
Las autoridades locales pusieron en conocimiento del hecho al Instituto Nacional de Migración (INM).
El subsecretario de Gobierno de Tamaulipas, Tomás Gloria Requena, dijo que los médicos reportaron estables a los cubanos y que serían dados de alta mañana miércoles.
«Están bajo resguardo del Instituto Nacional de Migración, que les está dando seguimiento para el estatus migratorio que van a tener estas personas», comentó el funcionario.
Gloria Requena indicó que los extranjeros serían ingresados a un albergue del INM en Matamoros para establecer su situación legal y determinar si son deportados o no.
Cuestionado en torno a la presunta muerte de cuatro cubanos que estaban en la embarcación, dijo que desconoce el hecho.
«Solamente lo que tenemos es el rumor, el comentario; lamentablemente no tenemos información precisa, al menos nosotros sabemos que se encontraban estas cuatro personas que están albergadas, hospitalizadas y bueno, se menciona del resto (de acompañantes)», explicó el subsecretario.
«No, no sabemos si venían juntos, venían en otra barcaza, realmente no tenemos esto; ya el Instituto Nacional de Migración, con claridad, podrá dar a conocer esto».
Declinó además puntualizar el número de cubanos que naufragaron.
«Hasta donde entendemos, hasta donde tenemos el dato, es que sí que venían, estaban en altamar en ahí», señaló, «bueno terminaron tocando tierra a la altura de Punta de Piedra que es donde está Boca de Catán, a esas alturas los encontraron los lancheros, los pescadores».