Antonio Baranda y Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal trasladó a las autoridades estatales responsabilidades tanto en la atención de la pandemia como en la instrumentación de medidas de mitigación.
Con la publicación del Acuerdo del Consejo de Salubridad para atender la emergencia sanitaria, formalizó además la suspensión de actividades no esenciales hasta el 30 de mayo.
Así, los estados deberán actualizar diariamente el reporte de ocupación, disponibilidad y atención hospitalaria, así como instrumentar medidas de control de la epidemia.
“En su calidad de autoridades sanitarias, los Estados deberán establecer mecanismos para reducir la movilidad de los habitantes entre municipios con distinto grado de propagación”, establece el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.
El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, dijo que los Gobernadores tienen atribuciones adicionales a las sanitarias que les permiten actuar sobre el comercio y los espacios públicos, de forma ágil e intensiva por regiones.
“No me extrañaría que en la CDMX, ahora que vimos que hubo un regreso de la movilidad, la doctora Claudia Sheinbaum tome disposiciones adicionales”, indicó el funcionario.