Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sumaron 229 mil 821 muertes por Covid-19 en México, y, vestido con traje negro, Hugo López-Gatell, recibió flores blancas.
En el final de las conferencias de prensa vespertinas sobre coronavirus, frente a la prensa que el funcionario ha calificado como “cumplida” o “adversaria”, unas 15 personas del denominado Grupo de Apoyo de López-Gatell festejaron al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.
Fue la segunda ocasión que le llevaron mariachi. La primera en octubre del año pasado por el Día del Médico. Esa vez le armaron el mismo programa: le entregaron un muñeco tejido de él en miniatura, flores y pastel, como ayer.
Le pedían selfies y el encargado del control de la pandemia en el País, no dudó en romper la sana distancia para complacer a sus seguidores que le agradecían su gestión.
López-Gatell ingresó alrededor de las 19:00 horas al Salón Tesorería de Palacio Nacional, hora habitual para tomar el micrófono y hablar sobre el virus que contagió a 2 millones 448 mil 820 personas, que ha enlutado a más de 229 mil familias y que ha obligado al confinamiento en un ambiente de dolor, duelo, miedo, desesperanza, dudas e incertidumbre.
De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, ahí pasó más de 451 horas, número de conferencias rendidas.
La imagen del funcionario de aquel 22 de enero de 2020, en la que se celebró la primera conferencia, dista de la observada ayer.
A últimas fechas optó por usar cubrebocas. El uso de este insumo fue tema de controversia. Hasta el 30 de octubre del 2020 se le vio en una rueda de prensa portarlo.
“Estamos cerrando un ciclo de comunicación para continuar nuestro trabajo en el monitoreo y en la atención de esta pandemia”, dijo al remarcar que la epidemia no ha terminado, sigue activa, pese a las 20 semanas de reducción en contagios que se cumplieron este fin de semana.
“No debemos pensar que se ha acabado la epidemia, en el mundo entero sigue muy activa. En el caso de México no hemos llegado a una extinción de la epidemia, no hemos llegado a cero casos o cero eventos o cero contagios.
“Si comparáramos la ocurrencia de casos nuevos de Covid-19 de hoy 11 de junio, con un momento previo de la epidemia, estaríamos aproximadamente como estuvimos entre la segunda y tercera semanas de abril de 2020. Estamos como en los momentos iniciales de la epidemia”, dimensionó.
En este espacio se escucharon frases que causaron polémica, “hemos domado la pandemia”, “(el color del semáforo) es hasta cierto punto intrascendente”, “quédate en casa”; última que le fue remarcada al vérsele vacacionar en playas de Oaxaca o cuando transitaba por calles de La Condesa sin cubrebocas, aún con prueba positiva al nuevo coronavirus.
Después de un recuento en el que aseguró nadie se quedó sin atención hospitalaria, pasadas las 20:10 horas, sólo aceptó la pregunta de un reportero.
“Sí estamos satisfechos. Al momento estamos conscientes del trabajo que se ha tenido que hacer. Estamos satisfechos de la respuesta social del pueblo de México y de todos los que agradecemos y seguimos como dice el maestro Alcocer, seguimos y seguiremos trabajado por el pueblo de México. Muchas gracias”, fue el mensaje final.
“¿Cuánto lo volvemos a ver, doctor?”, se le preguntó.
“Muy pronto”, respondió.
Afuera ya se escuchaba la música: “Ya ves, yo he sido así, se los diré, sinceramente…”.