La difusión de lo que será la Consulta Ciudadana del 1º de agosto, para sancionar o no a ex presidentes que hayan hecho mal su trabajo, según la opinión que emitan los ciudadanos que participen respondiendo la pregunta que planteará el Gobierno Federal a través de la boleta de participación, tipo elección, oficialmente comenzará a partir del 15 de julio.
Ignacio Ruelas Olvera, vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral, dejó en claro que se trata de un ejercicio en el que participarán directamente los ciudadanos y la organización corre a cuenta del INE, evitando llamar a la participación de los partidos, que nada tienen que ver en esta consulta promovida por el Ejecutivo Federal.
Si bien la preparación avanza, lamentó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, otro Poder que tiene participación en este evento ciudadano, haya planteado un cuestionamiento por demás largo e impreciso, pues habla de pedir la opinión sobre si sancionar a los actores políticos de años pasados, es decir, no se refiere sólo a los ex presidentes, sino a otros servidores públicos o dirigentes partidistas, si se toma la pregunta expresa.
La cuestión que se presentará en una boleta de participación, es: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.
Sobre la forma, Ruelas Olvera indicó que “va con errores de sintaxis, gramaticales e incluso los signos de puntuación están mal empleados, y el orden lógico formal no aparece en la pregunta”, pues sucede que no va encaminada a castigar a los ex presidentes del país, sino que si se toma como tal, se puede inferir que iría también contra síndicos, alcaldes, gobernadores del pasado que hubieran cometido alguna circunstancia que a consideración de los ciudadanos, deba ser sancionada.
De las 173 mil casillas que habrá en el país, para el caso de Aguascalientes, serán instaladas 605 mesas receptoras de boletas, en las que se espera la participación de al menos el 40% del padrón electoral que oscila en poco más de un millón de ciudadanos, a fin de que el resultado sea vinculante y proceda la sanción a los señalados; además, dijo, aquí serán la mitad de las que operaron para la elección del 6 de junio.
Para tal efecto, se tendrá la participación de 3 mil 025 funcionarios de casilla, y a estas alturas un 82% de los que atendieron las mesas receptoras de votos el 6 de junio, han aceptado volver a participar, con lo que se deja ver que hay avance en la participación.