Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Protestas y paros desataron crisis en al menos cinco estados del País.
En Tabasco, trabajadores de ICA Flour pararon las obras de la refinería de Dos Bocas, mientras que gaseros en la CDMX realizaron bloqueos y anunciaron un paro indefinido luego de que lunes sabotearon la movilidad en avenidas principales.
En Guerrero, burócratas mantienen paralizados los servicios públicos y en Michoacán purépechas bloquearon cinco autopistas para exigir recursos públicos y reconocimiento a su autonomía.
En Paraíso, Tabasco, los trabajadores denunciaron que los hacen quedarse horas extras sin pago en la refinería y que los amenazan con correrlos si no pagan moches a Ricardo Hernández Daza, a quien ICA le entregó el liderazgo sindical de la obra.
Ante la movilización de miles de trabajadores, personal de la Marina y de la Policía Estatal ingresó a resguardar la zona donde actualmente se construye la planta combinada y la planta de coquización retardada.
Unos 5 mil empleados abandonaron la obra ayer a las 9:00 horas, no sin antes lanzar gritos y aventar piedras a la maquinaria.
A su vez, gaseros del Valle de México que exigen el pago de 3 pesos por cada litro de gas LP vendido al público, realizaron ayer bloqueos en 14 diferentes puntos de la CDMX y anunciaron un paro indefinido y movilizaciones a partir de este miércoles.
Por lo pronto, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum advirtió que la ciudad no puede ser rehén de grupos particulares y justificó el retiro con grúas de las pipas utilizadas para bloquear.
En Guerrero, trabajadores de salud, burócratas estatales, jubilados y pensionados así como policías que exigen el pago de sus bonos, viáticos y otros estímulos económicos mantienen cerrados todos los servicios públicos, incluso hospitales, además de que ayer marcharon para demandar una auditoría al gobierno saliente de Héctor Astudillo, quien este viernes entrega la Administración a Evelyn Salgado.
Y en Michoacán, además de las comunidades purépechas que bloquearon autopistas, maestros de la CNTE realizaron protestas en Morelia, en demanda de pagos de sus quincenas pendientes, además de que mantienen bloqueadas las vías del tren.
También maestros pararon las operaciones de la refinería de Tula, Hidalgo, la segunda más importante del País. Los integrantes del magisterio tienen tomadas las vías de acceso y salida desde hace dos semanas, según se dio a conocer ayer.
En Oaxaca, comerciantes ambulantes también protestaron frente al Palacio de Gobierno estatal para demandar que los dejen vender en los corredores turísticos.