Una derrama de poco más de 700 millones de pesos por concepto de aguinaldos recibirán los poco más de 55 mil trabajadores del sector automotriz de Aguascalientes y comenzaron a ser repartidos a partir de la semana que concluyó en algunas empresas, así lo dio a conocer el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.
El también secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes informó el grueso de los pagos viene el siguiente fin de semana.
Destacó que gracias a las negociaciones hechas entre el Sindicato con la mayoría de las empresas, todos los días que se originaron de paro técnico a lo largo de este año por la falta de componentes electrónicos, no van a ser considerados como no laborables para el pago de los aguinaldos, de ahí que fructificaron las negociaciones que hicieron para lograr que las prestaciones quedaran a salvo y no se van a descontar las proporciones de esos días.
Adicionalmente, dijo que varias empresas del sector automotriz pagan Fondos de Ahorro y ahí se estima una derrama de aproximadamente 400 millones de pesos, para totalizar junto con el aguinaldo el reparto de poco más de 1,100 millones de pesos. “Aquí hay fondos de ahorro pequeños que van desde los 2 mil pesos hasta 20 mil, 23 mil o 24 mil pesos, depende del centro de trabajo, pero aquí no entra todo el universo porque hay empresas que no tienen esta prestación”.
Padilla de León hizo un exhorto a los trabajadores del sector automotriz a cuidar este recurso adicional que habrán de recibir, dado que la situación económica no va a mejorar por lo menos hasta el primer cuatrimestre del próximo año, ya que persiste el desabasto de componentes electrónicos, así como también de otras partes como son los derivados del acero y del plástico, por lo que los paros técnicos van a continuar. “La regularidad del abasto de estos componentes se estima que pueda empezar a fluir a finales de abril y principios de mayo, pero no hay garantía, dado que hay ahorita un nuevo brote, una nueva oleada de la pandemia y esto también nos pone en duda, entonces no son tiempos de certidumbre, de bonanza ni para derrochar dinero”.

¡Participa con tu opinión!