La industria automotriz de Aguascalientes también se ha visto afectada recientemente por la falta de componentes electrónicos hacia México por parte de algunos países asiáticos, lo que provoca paros en ciertas líneas de producción de hasta 4 días al mes, situación que se prevé que prevalezca durante febrero, así lo reconoció el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica en Aguascalientes, Rogelio Padilla de León.
Comentó que, debido al tema de la pandemia, algunas empresas asiáticas proveedoras de componentes hacia México no están trabajando al 100% y por ende no están abasteciendo o no están dando la capacidad para surtir los componentes que se requieren para los automóviles que se ensamblan en el país y particularmente en Aguascalientes, lo que provoca que se pare una línea de producción que pudiera representar entre un 10 y un 15% del personal.
Apuntó que las armadoras más afectadas en México por esta situación en primer lugar son General Motors, Honda, Mazda y Toyota principalmente y las menos perjudicadas son Nissan y Volkswagen.
Detalló que se trata de componentes de tipo electrónico que van ensambladas a los automóviles, tales como tarjetas y conectores, así como algunos componentes mecánicos o de otra índole, lo que ha obligado en algunas empresas de autopartes en Aguascalientes a tener que parar hasta 1 o 2 días. “No ha sido constante, vamos a hablar que 3 o 4 días al mes, pero sí pega fuerte o 1 día por semana y esa parte sí nos ha obligado”.
Afirmó que esta situación es preocupante toda vez que hay contratos en donde en el caso de Nissan existen cláusulas de penalidades muy fuertes que pueden perjudicar a las autoparteras afectadas, por lo que un paro de línea en la empresa nipona puede provocar pérdidas entre 2 mil y 8 mil dólares el minuto. Sin embargo, aclaró que hasta el momento Nissan no ha ejercido penalidad alguna, toda vez que se ha entendido que es algo provocado por una situación externa.
Enfatizó que, a pesar de esta situación, no se ha afectado a los trabajadores, ya que al saber que no cuentan con los componentes, las empresas les avisan que no van a laborar al día siguiente y se ve cómo reponer ese día.