Serán 6 días de paro técnico durante este mes de junio los que tendrá Nissan sólo en su planta A1 en el área de ensamble de vehículos a consecuencia de la falta de componentes electrónicos, confirmó el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.
El también secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes aclaró que el resto de las áreas en Nissan va a trabajar de manera ordinaria, tales como las de Componentes, Motor, Aluminio, entre otras, además de que la Planta A2 y la producción de vehículos en Compas se dará de manera normal. “Hablamos de que vamos a traer una actividad similar en todo el sector de un 75%, equivalente a la que se presentó en el mes de mayo”.
Enfatizó que los 6 días que se tiene contemplado parar en este mes junio por parte de Nissan Aguascalientes se darán de manera diferida, es decir 3 días en una semana y 3 días en otra semana, esto para compensar la falta de componentes y equilibrar los mismos requerimientos del mercado, aunque comentó que aún no se tienen definidas las fechas.
Por lo pronto dejó en claro esta semana la planta nipona laborará de manera ordinaria, sin embargo, donde sí se tienen previstos paros a lo largo de estos días es en algunas empresas de autopartes, pues habrá paros pequeños de líneas donde no hay tanta afectación. “Ellos están haciendo un balance y un equilibrio en su producción con base en los requerimientos que tienen y donde se van a ver involucrados alrededor de 4 mil trabajadores en paro técnico, de tal manera que algunos van a descansar un día, otros 2 días, pero no más de 3 días, esa parte está decidida y es una situación que ya se proyectó para esta semana”.
Apuntó que la tónica de los paros técnicos se prevé que continúe también para el mes de julio, sin embargo, esperan que a más tardar para septiembre la situación pueda regularizarse con base en los planes de negocios que se están elaborando por parte de Nissan y las diferentes empresas de autopartes de la localidad para el cierre del año, ya que vislumbran un incremento importante en la producción con base en los requerimientos que empiezan a marcar los clientes tanto en México como en Estados Unidos, por lo que hay una posibilidad de mejora y de trabajar de manera ordinaria y con una expectativa de crecimiento.