Vaya susto se llevó una mujer, ya que, al llegar a su casa, encontró la puerta abierta y, en el interior, una cubeta que aparentemente contenía una bomba.
Tuvo que intervenir personal del Ejército Mexicano, quien, tras revisar detenidamente el contenido, determinó que se trataba de pirotecnia y que no existía riesgo de algún estallido.
Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado tomaron conocimiento de estos hechos, que ocurrieron en la comunidad de Tepetates, perteneciente al municipio de Asientos.
Debido a lo delicado de la situación, se solicitó la presencia de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional. Una vez que los soldados revisaron un bote de plástico que contenía la supuesta bomba, detectaron que, en realidad, se trataba de pirotecnia.
La afectada dijo desconocer quién le dejó ese “regalo” y los motivos que tuvo para hacerlo. Agregó que, al llegar a su domicilio, encontró la puerta principal abierta, por lo que, en un principio, se imaginó que se habían metido a robar. Sin embargo, ya en el interior, se percató de que había un supuesto artefacto explosivo, por lo que decidió llamar a los servicios de emergencia.