Redacción
El Heraldo

La planta A2 de Nissan inició ayer un paro técnico de tres días en atención a los problemas de falta de energía eléctrica y de gas natural que han afectado la cadena de proveedores de la industria automotriz, principalmente en el norte del país, señaló el vicepresidente de Manufactura, Armando Ávila Moreno.
“La situación obligó a adelantar este paro que se tenía contemplado para el mes de marzo, por lo que el número de unidades a producir en un lapso determinado no se verá alterado”, aseguró.
En entrevista con El Heraldo, consideró que el problema de los energéticos en el país es muy serio y se tiene que abordar con toda responsabilidad, pues de no arreglarse de raíz el problema del gas, tarde o temprano tendrán que parar la producción ya que las reservas que se tienen no dan para mucho tiempo y los proveedores tampoco tendrán forma de surtir autopartes.
Recalcó que en la planta A1 la operatividad es normal y se mantendría en esa línea, ya que tiene la flexibilidad de trabajar tanto con gas natural como con gas LP; a diferencia de A2 que sólo usa gas natural y su reserva sólo alcanza para unos días, por lo que lo que suceda la próxima semana será determinante para continuar su planeación.
Reiteró que en este momento el paro técnico adelantado es una medida que permite compensar la afectación en la cadena de proveedores y se espera que a partir del lunes pueda regularizarse la producción con la materia prima suficiente.