César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Médicos del Hospital General Regional 1 Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro están en paro desde esta mañana por falta de personal, aparatos y equipo de protección personal para atender casos de Covid-19.

Afuera del inmueble ubicado en Gabriel Mancera y Eje 4 Sur, en la Colonia Narvarte, los médicos se manifestaron con pancartas, mientras que adentro algunos se reúnen con autoridades de ese hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Berenice Andrade, médico internista, explicó que la protesta la realizan porque no tienen monitores para los pacientes y los fines de semana sólo hay un médico durante todo el día para atender todos los casos de Covid-19.

“Desde que llegaron los pacientes empezamos a trabajar improvisando, porque el hospital no es de infectología, no tiene los recursos, insumos, ni infraestructura para dar atención como debiera haber sido, trabajamos como podemos con lo que tenemos, pero ya nos está rebasando”, comentó en entrevista.

Andrade explicó que por la mañana 12 internistas atienden en equipos de un coordinador y tres médicos más a entre 80 y 100 pacientes en los pisos 5 y 6, lo cual ha funcionado bien, pero ya se prevé habilitar los pisos 3 y 4 para que ellos mismos atiendan los nuevos casos.

“Pero el turno vespertino tiene solo seis médicos de lunes a viernes, y en fin de semana hay sólo una médica que entra a las 6 de la mañana y sale a 11 de la noche para ver los dos pisos, más los que le quieran suman”, reprochó.

“Físicamente es agotador, no se puede, y tampoco tenemos los recursos suficientes, hemos pedido desde hace un mes que nos consigan ventiladores, monitores, oxímetros, y nada”.

El equipo, como los oxímetros (que se colocan en la punta de los dedos para monitorear al paciente), lo compraron los trabajadores y es usado indistintamente para las personas sospechosas de contagio, para los confirmados y para los graves de salud.

Tampoco han recibido equipo de protección personal adecuado, pero la principal preocupación del personal es que no pueden atender de manera adecuada a los pacientes.

Hasta las 10:20 horas el personal seguía en paro, aseguró Andrade.