Fue tal su coraje y enojo tras haber discutido con su papá, que un joven sufrió una crisis neuroconversiva que requirió de atención médica, sin que afortunadamente fuera necesario su traslado a algún nosocomio.
Estos hechos se registraron el pasado jueves, cuando paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes se trasladaron al poblado de Los Arellano, para atender un reporte de un joven de 20 años que se encontraba inconsciente y no respondía a ningún estímulo.
Los oficiales de la SSPM llegaron a una casa ubicada en la calle Ladrillo y esquina con la calle Ladrillera, donde encontraron a un joven identificado como Luis Felipe, de 20 años, acostado en una cama e inconsciente.
Los paramédicos tuvieron que realizarle un estímulo doloroso en el esternón a fin de que pudiera reaccionar y una vez que detectaron que ya estaba consciente, procedieron a brindarle los primeros auxilios, sin que afortunadamente requiriera de ser trasladado a algún nosocomio.
Cabe destacar que los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM, detectaron que el paciente presentaba una crisis neruoconversiva, que es una enfermedad mental en la cual la persona presenta parálisis y síntomas del sistema nervioso.
Los síntomas generalmente comienzan de manera repentina, después de una experiencia estresante y pueden ocurrir debido a un conflicto psicológico.
De acuerdo a la versión del propio Luis Felipe, todo se originó minutos después de sostener una discusión con su papá.