Notarios públicos y agentes inmobiliarios se dicen afectados con la falla en los sistemas informáticos del Registro Público de la Propiedad y están a la espera de una solución y alternativa por parte de la autoridad estatal, toda vez que ya hubo pérdidas hasta por 150 millones de pesos desde el 13 de febrero en que se registró la falla.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en la entidad, René Arturo Treviño Cortés, afirmó que esta situación tiene muy preocupados a los agentes inmobiliarios por el impacto económico tan fuerte que detiene las operaciones de compra-venta en el estado, toda vez que en promedio cada mes en Aguascalientes se maneja un volumen promedio de 1,200 operaciones e incluso ya tuvo un impacto económico de 150 millones de pesos en ventas que se vieron detenidas del 13 de febrero a la fecha de acuerdo a datos de la propia Canadevi.
Por lo anterior, dijo que los agentes inmobiliarios están preocupados y a su vez con la esperanza de que la autoridad resuelva pronto esta problemática. “El impacto es muy fuerte ya que con esto prácticamente se detienen también cuestiones financieras, legales, notariales, inmobiliarias y de prestadores de servicios”.
Por su parte, el presidente del Colegio de Notarios Públicos de Aguascalientes, Guillermo Ballesteros Guerra, comentó que los fedatarios se encuentran preocupados por lo que ocurre en el Registro Público de la Propiedad, toda vez que al estar detenida dicha área se paran sus operaciones para dar avisos de los testamentos, para registrar poderes, para el registro de escrituras de todo tipo, de adjudicación, de compra-venta y de donación.
En ese sentido, dijo que la noche de este miércoles los integrantes del Colegio sostuvieron una reunión a fin de analizar la situación y buscar alternativas para ver cómo van a trabajar hasta en tanto se arreglan los sistemas informáticos en el Registro Público. Asimismo, comentó que tienen la esperanza de que se implemente un Plan B por parte de la autoridad estatal para seguir trabajando.