Desesperados y preocupados se dicen los agentes inmobiliarios ante la parálisis en que se encuentra el Registro Público de la Propiedad, lo cual les afecta de manera directa en sus bolsillos y en el de sus familias, así lo señaló el presidente de la AMPI en la entidad, René Arturo Treviño Cortés.
En entrevista con El Heraldo, el representante de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios comentó que si bien, a partir de mañana lunes 24 se restablecerán algunos servicios en el Registro Público, aclaró que éstos tienen que ver con la actividad mercantil y comercial, pero en la parte del sector inmobiliario que se refiere a las operaciones de compra-ventas, aún sigue todo detenido.
Por lo anterior, dijo que los corredores y asesores inmobiliarios continúan con la preocupación, “y cada día que pasa estamos más desesperados porque no ha habido un anuncio que nos diga si se va a adelantar la fecha del 30 de marzo para reanudar su actividad, que esperemos que sí se adelante el arranque de la plataforma que tiene que ver con el sector inmobiliario, porque hoy por hoy seguimos parados”.
Treviño Cortés estableció que en promedio cada mes en Aguascalientes se llevan a cabo un promedio de 1,200 operaciones inmobiliarias, por lo que esta parálisis afecta a los 50 asociados de la AMPI junto con sus colaboradores que en promedio ascienden a 10 o 15 por oficina, por lo que en total representan a cerca de 500, aunque el número puede ser mayor a mil, entre los formales que no están en la asociación, así como a los informales.
Indicó que si bien el trabajo sigue en cuanto a la oferta de inmuebles y en el sector de rentas, en el apartado de ventas no hay mucho qué hacer. Además de recalcar que esta parálisis también afecta a la sociedad en general, entre aquellos que necesitan ejercer su crédito porque se les va a vencer, así como de personas que requieren vender su casa porque tienen comprometidos otros proyectos. “Estamos tocando continuamente las puertas de la Seguot, echándole porras, confiamos en que están con todo tratando de resolver el problema, pero seguimos mal, estamos detenidos”.