Aunado a que para atender los problemas de salud mental nunca serán suficientes los recursos, la técnica conductual que está siendo aplicada actualmente en la atención a pacientes que acuden a los centros Agua Clara y al de Terapia Infantil Cielo Claro, ha demostrado que no es el método indicado para contener la ola de suicidios en la entidad.

Así lo expresó el especialista Héctor Grijalva Tamaño, quien hasta finales de 2018 fungió como director del Centro de Salud Mental Agua Clara, quien dijo que si bien le cuesta mucho opinar de esto, el resultado salta a la vista pues durante todo el año pasado se aplicó esa técnica conductual y los resultados no son nada satisfactorios, ya que el 2019 fue el año con más alto índice a nivel nacional en materia de suicidios.

Refirió que en gran medida, la insistencia en aplicar la técnica de referencia fue uno de los motivos que originaron su salida del Centro Agua Clara, “es un método nada novedoso, no es el que sirve parar atender el suicidio, pero tampoco es el único”.

Entrevistado previo a la celebración del 20 aniversario de la creación del Centro Agua Clara -del que fue fundador hace 2 décadas- organizado por la diputada presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Margarita Gallegos, lamentó que Aguascalientes se haya colocado en el primer lugar nacional de muertes por suicidios.

Ante el problema de salud mental que se enfrenta en Aguascalientes y que tiene distintas aristas, muy relacionadas con el crecimiento de la población, que la vida social de Aguascalientes ha cambiado, “encima las adicciones, que viene aparejado con el problema legal” hace que el tema sea difícil de tratar, pero bien podría ayudar que en cada municipio hubiera un centro de atención a la salud mental.

No obstante se debe reconocer que para la operación de los centros de este tipo se requieren recursos y es de lo que se carece en la entidad, máxime si se toma en cuenta que los municipios tienen recursos muy exiguos y que la responsabilidad en materia de salud está de parte del gobierno estatal.

Grijalva Tamaño subrayó que también se requiere contar con un Programa Estatal de Salud Mental, así como con la Ley Estatal de Salud Mental que sigue detenida en el Congreso del Estado, y la creación de un Consejo Estatal para la Prevención del Suicidio, “aquí hay consejos para todo menos para la salud mental”, y estos temas, dijo, no deberían ser complicados atraerlos, bastaría con la voluntad de autoridades y diputados locales, opinó.