Desde hace varias semanas, el deporte ha comenzado a reanudarse en distintos puntos del estado de Aguascalientes, y una de las disciplinas que regresó a la nueva normalidad es el futbol.
Tal es el caso que una de las ligas más importantes de Aguascalientes decidió volver a la actividad con una copa a pocos partidos para evitar el mayor contacto posible, además de contar con todas las medidas de sanidad necesarias para llevar a cabo este campeonato.
Esta Copa SPLA comenzó hace varias semanas con 9 equipos participantes, jugando un formato de round robin en tres grupos de tres y en base a eso definir a los cuatro semifinalistas.
Los líderes de cada grupo fueron los equipos de Stickers, San José y Papayas Padilla, este último con el mejor paso al lograr dos triunfos y una diferencia de +8, por lo que claramente era uno de los favoritos a ganar el torneo; el cuarto equipo que logró entrar a la ronda de semifinales fue el de Reforma FC.
En los duelos de semifinales, el cuadro de Stickers derrotó a San José, mientras que Papayas Padilla hizo lo propio ante Reforma FC, definiendo así la gran final de Copa, misma que tuvo su desenlace el pasado domingo en las instalaciones de Casa Club Necaxa.
Con un marcador final de 3-0 el cuadro de Papayas logró la victoria; Alfonso Garrido anotó el primer tanto de su equipo al 32′ con un disparo de media distancia en donde el arquero rival pudo haber hecho más.
Luis Hernández al 64′ de la parte complementaria puso el segundo gol con un contrarremate de cabeza que había pegado en el palo en primera instancia. Mientras que Paulo Cabrera finiquitó la victoria al 36′ del segundo tiempo con otro tanto de cabeza.
Al final del encuentro se le entregó el trofeo al cuadro ganador de Papayas Padilla, a cargo del senador Toño Martín del Campo, como invitado especial.