El día de ayer el baloncesto local recibió una terrible noticia, y es que el equipo profesional de Panteras de Aguascalientes cambiará de sede a la ciudad de Xalapa, para así revivir al conjunto de Halcones de Xalapa, uno de los equipos más ganadores en la historia de la LNBP.
Fue el mismo presidente del equipo felino, Gabriel Delgado Rodríguez, el que confirmó esta mala noticia para los aficionados aguascalentenses, y es que el equipo de Panteras cuenta con una larga tradición en el deporte local, pero debido a varios problemas económicos, este proyecto ya no podrá continuar en nuestra ciudad.
Todo comenzó desde el pasado 2019 cuando el equipo comenzó a tener problemas económicos por la falta de patrocinadores, así como la baja entrada que se registraba en el Hermanos Carreón, algo que no pasaba hace años en el equipo.
La gota que derramó el vaso fue la pandemia de COVID-19, y es que la inversión que se hizo para hacer las pruebas, sanitizar cada espacio y seguir los protocolos fue mayor a la esperada, además de los constantes fichajes que se hicieron a lo largo de la temporada, mermando en el bolsillo del equipo.
Al no tener posibilidad de vender boletos o registrar ganancias con el equipo, la pérdida hizo casi imposible la manutención del equipo, por lo que el ingeniero Gabriel Delgado tuvo que poner a la venta a la franquicia, y a pesar de que el objetivo era venderlo a un presidente que dejara al equipo en la tierra de la gente buena, al final no se logró concretar.
Por otro lado, desde hace varios meses Manuel Lozano Silva tuvo el deseo de revivir al equipo de Halcones de Xalapa, el cual había logrado los campeonatos del 2005, 2008, 2009 y 2010, por lo que buscó directamente abrir la plaza en la LNBP, pero la única manera de recuperar el equipo era comprar una franquicia y trasladarla, aprovechando así la venta del conjunto de Panteras.
Esto sin duda dejará un hueco enorme en la afición basquetbolera de Aguascalientes, ya que a falta de un milagro se podrá tener nuevamente baloncesto profesional en nuestro estado, por lo que es necesario encomendarse a los Santos Inocentes este 28 de diciembre.