En lo que va del año, la Coordinación de Protección Civil Municipal acumulan ya 280 casos de incendios en casas habitación, que es una cifra elevada al considerar la estancia de las familias a causa de la pandemia por el COVID-19, donde las causas han sido niños con cerillos o flamazos en las estufas o en el tanque de gas.

Jesús Eduardo Muñoz de León, coordinador de Protección Civil, señaló que este 2020 se han registrado 10 casos de incendios en empresas y negocios ubicados en el municipio capital, los cuales ocurrieron básicamente por descuidos o negligencias de las personas de esos lugares.

Indicó que estas empresas incendiadas quedan inhabilitadas para operar hasta cumplir nuevamente con todos los requisitos, condiciones y medidas de seguridad y protección civil.

Luego, informó que los programas de capacitación en protección civil han sido reanudados en Aguascalientes, en estos tiempos de contingencia sanitaria por el COVID-19, por fortuna las empresas cuentan con el personal preparado para enfrentar cualquier situación de seguridad e higiene al interior de los centros laborales.

Mencionó que la Proespa se encarga de sancionar a las empresas incendiadas cuando se contamina el medio ambiente, como sí ocurrió en el último caso de ciudad industrial, pues se generó humo negro y la Secretaria de Desarrollo Urbano se encarga de realizar los estudios de las estructuras de los negocios para saber si son seguros o no.

De igual modo, informó que las caídas en casa es otro factor que aumentó este año, en especial lo han sufrido niños y adultos mayores, en la actualidad se tiene el registro de 4 o 5 casos diarios, aunque al inicio de la pandemia llegaron a sumar entre 10 y 15 percances día a día.

Las caídas se suscitaron porque los niños estaban brincando en los sillones, por andar corriendo, se tropezaban con los juguetes y chocaban contra la pared, se les cruzaban a los adultos mayores y se caían ambos, también por las escaleras y por quererse subir a las azoteas. Por fortuna, dijo, ninguno de los casos atendidos requirió hospitalización.