Toda la actividad industrial y comercial deberá enfrentar cambios en su forma de trabajo y producción, y en muchos casos tendrán que recomenzar e inclusive cambiar de giro para subsistir, después que pase la contingencia por la pandemia mundial por el COVID-19 consideró el presidente del Clúster Automotriz de Aguascalientes, Cuitláhuac Pérez Cerros.
Comentó que después de varias semanas cerradas y sin actividad, hay sobre todo, microempresarios que a punto están de darse por vencidos y llegado el momento, ni siquiera considerar volver a hacer producir su negocio, y es a los que se deberá incentivar para que continúen, pues el hecho de que se vayan implica bajas en la conservación de empleos.
Desde ahora debe empezarse a prever lo que se tendrá que hacer en adelante, tomando en cuenta que este nuevo virus llegó para quedarse y los cuidados tendrán que ser por siempre, pero también que ante el paro económico y social, la vida de las familias cambiará, así como la forma en que organicen sus gastos e inversiones.
Se ha dicho con insistencia que el COVID-19 llegó para cambiar la vida de muchos, pues habrá conciencia sobre la necesidad de tener ahorros para hacer frente a contingencias, como nunca antes se había tenido, al menos en la historia reciente.
También es recomendable que los 3 órdenes de Gobierno se coordinen lo más posible, pues una vez que se reinicie la actividad productiva en mayo o principios de junio según se tome la decisión, la gran mayoría de las empresas necesitarán de algún tipo de apoyo que les permita tener un equilibrio, pero hasta ahora la Federación es la que ha puesto más trabas.