El COVID-19 se perfila para ser el segundo evento catastrófico más caro en la historia de la industria aseguradora de México, según dio a conocer el presidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas, José Refugio Nañez Rodríguez.

Al dar a conocer las recientes cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros comentó que la pandemia se posicionó en el cuarto lugar como el evento más importante del sector asegurador mexicano, con 1,153 millones de dólares pagados, desbancando al sismo del 19 de septiembre de 1985 con 954 millones de dólares y al sismo de septiembre del 2017 con 607 millones de dólares.

Asimismo, dijo que el COVID-19 es tan dinámico que se mueve rápidamente para tomar la segunda posición que actualmente tiene el temblor del 19 de septiembre del 2017, con indemnizaciones por 1,258 millones de dólares, y lo hará según cálculos de la AMIS el próximo mes de marzo.

Estableció que a la fecha ya son 1,150 millones de dólares lo que las aseguradoras han pagado en México por indemnizaciones que tienen que ver con la pandemia, lo que significa que están pagando mucho dinero por tal siniestralidad, lo cual va a implicar que, en las renovaciones de las pólizas para el siguiente año, éstas se eleven para poder hacer frente a la demanda de la población que requiera de un seguro de gastos médicos y de un seguro de vida. “Van a costar más porque las aseguradoras son sólo administradoras de lo que todo mundo aporta y cuando alguien necesita, van y le pagan, pero esa aportación es grandísima y se le va a tener que meterle un poco más”.

Detalló que en Gastos Médicos se han atendido en el país a 26 mil 630 asegurados con un costo promedio de 431 mil 109 pesos en atención hospitalaria, donde el caso de mayor monto pagado asciende hasta el momento a poco más de 29 millones de pesos. Mientras que en el caso de Aguascalientes se han atendido a 383 asegurados.

Asimismo, dijo que de los casos atendidos, el 71% ocurren en personas de 30 a 59 años, mientras que las personas de 50 a 59 años acumulan el 28% de los fallecimientos por COVID. “Cuando no se cuenta con una póliza de seguro de gastos médicos mayores, los hospitales privados piden un depósito de un millón de pesos e indican que cada semana se irá revisando el saldo, por eso las personas buscan el apoyo del IMSS, ISSSTE e Insabi, de ahí que en esto de los seguros un peso cuida a 100”.