A estas alturas, ya no debe haber pretextos ni justificaciones para que se haga algo fehaciente para que los contagios y decesos por COVID-19 no sigan en niveles altos como los que se siguen presentando en Aguascalientes, por lo que habrá que probar estrategias de salud que hayan funcionado en otras partes y aterrizarlas aquí, donde se presume que la mayor parte de la población ya está vacunada.
Así lo considero la diputada integrante de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Genny López Valenzuela, quien aseveró que, por parte del Gobierno del Estado, ya no deberá haber pretextos para atender el tema, pues si bien la Federación tiene la obligación de enviar recursos para la emergencia sanitaria, en lo local hay un presupuesto que puede readecuarse según las necesidades y retirar o posponer programas no indispensables.
No es posible ya que se sigan presentando cifras que no concuerdan con la realidad, pues en los hechos “hoy nos despertamos con un IMSS saturado y un Hospital hidalgo al 75% de su ocupación”.
Ante esto, insistió que se debe tener la cuestión y la respuesta sobre lo que se está haciendo por parte de las autoridades, sobre todo porque se habla de que la variante Delta persiste, pero también se supone que debería haber un declive en pacientes, porque ahora son menos los no vacunados.
Tampoco se trata de pretender cambiar de funcionarios, antes bien, se debe cambiar de estrategia, considerando que no se tiene un precedente en el mundo con una situación por la que, después de año y medio, se sigue pasando en materia de salud: “sí podemos voltear a ver hacia donde se ha tenido éxito, conocer sus estrategias y traerlas”.
Pero también es indispensable la educación y cultura desde casa, pues, a estas alturas, mucha gente ha aligerado los cuidados preventivos y, en cambio, la movilidad social ha crecido, aunado a los eventos organizados por los gobiernos, que son masivos, y sin la intervención precisa de la Guardia Sanitaria, pues no se tiene el uso adecuado del cubrebocas, la sana distancia, y eso se debería tener aprendido desde el hogar, consideró la legisladora ecologista.
López Valenzuela llamó a que la representación del Gobierno Federal en lo local gestione y promueva una segunda jornada para los rezagados, pues, entre los 150 mil que no tienen una o las dos vacunas, muchos incumplieron porque no pudieron asistir el día que les correspondió la inoculación o, bien, sí asistieron, pero las vacunas fueron insuficientes para esa fecha.