Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia de Covid-19 no está controlada y la posibilidad de que se acelere el contagio y se retomen medidas de confinamiento es el principal factor de riesgo para el crecimiento, destacó el Banco de México (Banxico).

«Estamos plenamente conscientes de que estamos en una situación muy adversa de la mano de la pandemia, que no está ni controlada ni está atrás de nosotros, sigue estando en el día a día y estamos enfrentando diferentes retos», aseguró Alejandro Díaz de León, Gobernador del banco central.

Explicó que el Banxico espera para 2021 una recuperación moderada con crecimiento de 3.3 por ciento, pero que la temporada de invierno impondrá grandes retos para los países.

«Claramente en el hemisferio norte, en la medida en que vamos entrando a la etapa de invierno, pues todas las enfermedades respiratorias son un riesgo mayor.

«Estamos claramente conscientes de ello y por eso se han destacado como factores de riesgo; lo que se está incorporado es un escenario central de recuperación moderada y creemos que es razonable», dijo.

Por el lado de la política monetaria, la cual detuvo su ciclo de recortes de tasas de referencia a un nivel de 4.25 por ciento, Diaz de León, comentó que México ha enfrentado mayores presiones que otras economías.

«Estamos en un entorno más complicado que otros bancos centrales. Otros institutos centrales han tenido una brecha negativa del producto como la nuestra, pero han tenido la inflación claramente por debajo de su meta y eso les ha permitido tener otros elementos monetarios para poner en sus economías», dijo.

Aseguró que Banxico ha tratado de encontrar los mejores balances para mantener el mandato de mantener bajos los niveles de inflación y ayudar a la economía en el entorno adverso global.