Adaptarse o morir, ese es el dilema en el que se encuentran las mujeres empresarias ante los retos que les plantea este año 2021, luego de que la pandemia continúa y la economía no tiene visos de una mejoría inmediata, así lo reconoció la presidenta de MEMAC, Elvia Alicia Jaime García.
La representante de la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicanas afirmó que el principal reto que tienen es adaptarse para hacer que sus empresas sean rentables para poder subsistir, haciendo los ajustes que sean necesarios en el manejo de las mismas, además de mudar al esquema de las ventas en línea en los sectores que les sea posible”. Todas las socias de MEMAC estamos tratando de adaptarnos a los cambios y buscar en qué podemos trabajar para seguir subsistiendo nuestras empresas y conservando los empleos”.
Reconoció que a la fecha hay giros de las socias severamente afectados como el de restaurantes, organización de eventos, el hotelero, entre otros, aunque en general todas están golpeadas. “El año pasado yo sentía a las socias con buenas expectativas y ahora las veo tomando decisiones un poco más drásticas, incluso a unas les veo un poco desanimadas porque al final nos llevó 9 meses de 2020 pensando en que se podía mejorar en cualquier momento y la verdad eso no sucedió”.
Jaime García afirmó que la pandemia ha hecho que muchas empresarias tengan que cambiar de giro en lo que se venían desempeñando, en tanto que otras han tenido que reducir gastos y disminuir incluso su plantilla de personal para poder subsistir. “Estamos en la expectativa de ver qué pasa, pero un poco más preocupadas porque sabemos que tenemos un año difícil para afrontar y listas para tomar las decisiones que se tengan que hacer”.