Hasta en un 50% se han disparado los problemas de insomnio, dificultad para dormir y fatiga ante el confinamiento por el COVID-19 en Aguascalientes, siendo los niños y los adultos mayores los más afectados, estableció el neurólogo y neurofisiólogo, César Rodolfo Callejas Rojas.
Afirmó que el ciclo del sueño en las personas se ha visto seriamente afectado con la pandemia, donde mucha gente se acuesta y se levanta mucho más tarde, lo cual da paso a tener insomnio y a tener problemas para dormir, y que conlleva al día siguiente a estar cansado y con falta de energía.
Resaltó que los adultos mayores son el grupo más afectado con este confinamiento, luego de que ellos duermen un poco menos, de ahí que hay que vigilar que tengan sus horarios regulares. Mientras que los niños se han visto descontrolados en su ciclo de sueño por lo que es necesario establecerles horarios, ya que los trastornos del sueño pueden desencadenar ansiedad o depresión. “Hay que vigilar el sueño en la familia desde la casa. Con la pandemia se ha duplicado y vamos al 50% y por eso hay que llamar mucho la atención. Tendremos mejor estado de ánimo para tomar las medidas preventivas y de salud si es que estamos bien descansados”.
Apuntó que lo recomendable para los niños en edad escolar es que duerman un promedio de 10 a 11 horas de forma continua y en la noche. Mientras que un adolescente o adulto joven se recomienda que duerma por un periodo de 7 a 9 horas. En tanto que un adulto mayor podría dormir entre 6 y 7 horas.
Estableció que, en caso de tener problemas para conciliar el sueño, lo mejor es no automedicarse y es preferible que acudan con su médico ya sea general o a las Clínicas del Sueño a fin de que pueda ser atendido el problema desde la raíz ya que puede ser quizá ansiedad o depresión que no se ha diagnosticado y que se puede manifestar con un problema para dormir. “Hay que cuidarnos en el sentido de tener un horario específico para dormir, acostarse a la misma hora y levantarse a la misma hora”.

¡Participa con tu opinión!