La meta de reforestación pretendida por la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua prevista para este año, ha registrado complicaciones a consecuencia del surgimiento de la pandemia del coronavirus, la cual ha obligado a las autoridades a realizar las labores con menos personal e incluso sin la participación de la ciudadanía que solía contribuir en las jornadas de intervención ambiental.
Tan sólo durante el primer semestre del año, se ha logrado un avance superior al 35%, por lo que durante la segunda mitad del 2020 se tendrán que intensificar las labores de reforestación proyectada en 11 mil 800 nuevos árboles.
El secretario del Medio Ambiente, Julio César Medina Delgado, detalló que de enero a junio pudieron ser plantados un total de 4 mil 135 árboles de diferentes especies, en lugares como la Isla San Marcos, en los municipios del interior y en el Río San Pedro, entre otros.
La idea es que las especies plantadas correspondan al tipo de suelo de la zona para garantizar su supervivencia, lo que de momento ha significado que el 75% de las especies recientemente colocadas por la presente administración puedan subsistir con los cuidados correspondientes.
La meta de 11 mil 800 árboles es la cifra más elevada, la cual se espera que conforme avance el sexenio la cantidad esta siga creciendo.
El funcionario, reconoció que la pandemia ha significado mayores retos para su dependencia, toda vez que anteriormente las jornadas de reforestación podían ser acompañadas por familias enteras, sin embargo, con las nuevas medias de sanidad, los trabajos son realizados por un número menor de personal, lo que ha significado que vayan cortos.
Medina Delgado encabezó los trabajos de reforestación en el Río San Pedro, lugar en donde se colocaron 200 nuevos árboles que habrá que sumar a la cantidad registrada durante enero a junio. Las labores de intervención continuaran en zonas previamente contempladas, pues la idea es aumentar el número de espacios verdes y consolidar los actuales.