El delito de violaciones y atentados al pudor en contra de niños y adolescentes, es un fenómeno que no se ha incrementado en comparación con décadas pasadas, pero sí se tiene la ventaja de que cada vez hay más denuncias por ello y se puede proceder contra los responsables, de ahí que tan sólo al cierre del año pasado, la Fiscalía General del Estado logró cumplimentar cerca de 40 órdenes de aprehensión de este tipo.
Esto lo dio a conocer el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, quien resaltó que lamentablemente este tipo de delitos se presentan dentro del hogar, de ahí que en el 70% de los hechos, el victimario es parte de la familia y peor aún, en varios es el padre biológico.
Lo anterior, en relación a datos estadísticos que indican que en Aguascalientes, de 2017 a la fecha, 200 niñas y adolescentes han sufrido violaciones, sobre lo que resaltó que la Fiscalía investiga, y esta actividad ha arrojado órdenes de aprehensión contra responsables de violaciones, atentados al pudor y corrupción de menores.
La situación es tal que recientemente en el Centro de Justicia para Mujeres se cuenta con 15 agentes del Ministerio Público para continuar con este trabajo de investigación, “por desgracia muchos de esos hechos ocurren al interior de los hogares y ese es un fenómeno que no es nuevo”, con la diferencia que cada vez se denuncia más.
De ahí que actualmente son varios grupos de ministeriales enfocados a cumplimentar órdenes de aprehensión en contra de agresores, “la fortuna que a veces tenemos, es que el agresor está bien identificado”.
Reiteró que durante este tiempo de pandemia, se ha incrementado en un 15% aproximadamente la violencia intrafamiliar, pero no tiene que ver sólo con los problemas entre pareja, sino también de hijos hacia padres y viceversa, e inclusive entre hermanos u otros miembros de la familia, todo derivado aparentemente de una mayor convivencia en tiempo de confinamiento.