La pandemia deterioró la economía de muchas familias en el municipio de Jesús María donde cerca del 60% perdieron su empleo y aunque una mayoría ya está trabajando de nuevo, tienen un ingreso menor, estableció la coordinadora del Centro de Ayuda Familia de la Asociación Bienestar e Integración Familiar (BIFAM), Claudia Mayordomo Fernández.
Detalló que lo anterior quedó revelado tras la realización de una encuesta realizada por dicha asociación a las familias en situación de vulnerabilidad atendidas en dicho municipio, con motivo de la entrega de despensas durante el tiempo de la contingencia, donde encontraron algunos casos de violencia y lo que más les preocupa es el ingreso. “Eso ha sido muy notorio, la disminución del ingreso, que aparte los hace más vulnerables y se están poniendo todavía más lejos de la línea de bienestar”.
Comentó que, aunado a esta situación, también a estas familias les preocupa el regreso a las aulas para los niños a través de medios electrónicos, toda vez que a los padres de familia les urge que los niños vuelvan a la escuela para asegurar los conocimientos e incluso por hábitos dentro del hogar.
Asimismo, Mayordomo Fernández consideró que no están dadas las condiciones para que los niños aprendan en casa, particularmente en el caso de los 183 niños que son atendidos por BIFAM. “Lo que creemos es que no se está asegurando el aprendizaje, las familias todavía no tienen claro cómo van a ser los enlaces con las escuelas, vamos a ver los materiales en la televisión ¿y? no se ha hablado todavía mucho sobre los mecanismos de seguimiento por parte de la escuela, qué función va a tener la escuela en todo esto y esto tiene muy inquietos a los padres”.
Por lo pronto, dijo que en BIFAM también están preparando el regreso seguro de sus actividades, tras la definición de protocolos que puedan ser aprobados por la Secretaría de Salud para poder dar nuevamente el servicio de comedor a los niños mediante 5 turnos reducidos a partir del próximo 31 de agosto. “Trabajaríamos 4 días a la semana de lunes a jueves y tendríamos 3 de descanso para hacer una sanitización profunda. Acomodaríamos a todos los niños vulnerables para darles el apoyo en alimentos”.