Condenados a desaparecer se encuentran los negocios del sector panificador si no recurren a estrategias oportunas que permitan ampliar la comercialización de sus productos y nuevas estrategias en la elaboración de pan dulce y salado, dijo en entrevista el empresario de ramo, Abundio Hermosillo.
El panadero explicó que a pesar de que las panaderías son un modelo de negocio rentable, donde los apoyos de parte de las autoridades fluyen de manera regular, es la falta de visión en muchos de los casos, lo que termina influyendo negativamente. Tan es así que negocios tradicionales con varios años en el mercado han desaparecido. A ello se le suma la competencia desleal, luego de que el precio del pan no está unificado, lo que conlleva a que dependiendo de la zona el costo unitario varíe significativamente, así como los altos costos de los insumos.
Por si fuera poco, las altas temperaturas sepultan drásticamente las ganancias para los tahoneros, luego de que las ventas de piezas de pan caen hasta en un 50%. Agregó que es necesario que los empresarios del sector cambien drásticamente su manera de trabajar, al ser imposible que sigan adoptando un modelo de negocio igual que desde hace 16 años.
“El sector está un poquito atorado en ese tema, en la rentabilidad y el ingenio. En Aguascalientes el pan se consume en las tiendas de abarrotes y no en las panaderías. De diez panes, nueve se consumen en las tiendas, entonces la mayoría de los productores están volcados a ese modelo, lo que implica no estar atentos al consumidor final”.
Finalmente, el empresario señaló que los cierres de negocios en la mayoría de los casos obedecen a que la aplicación de los apoyos públicos que en su momento se otorgan para consolidar negocios, no siempre son empleados de la mejor manera. “Hoy en día los cierres son por falta de previsión. (Las panaderías) Dejaron de ser rentables, es lamentable porque es un producto que se vende a pesar de las campañas donde nos satanizan por ser un producto supuestamente relacionado con el sobre peso”, sentenció.