A partir de la próxima semana, decenas de panificadoras, comenzarán a hornear el tradicional pan de temporada referente al Día de Muertos, que permite mantener vivas las tradiciones mexicanas por medio de la gastronomía.
Norberto Hermosillo, ex dirigente de la Cámara de la Industria Panificadora (Canainpa), detalló que es habitual que semanas previas al Día de Muertos, las panificadoras comiencen con la producción del pan de temporada, el cual incluso con el paso del tiempo ha ido evolucionando. Ya algunas panaderías ofrecen el pan relleno ya sea de chocolate, de crema chantilly, de jalea o dependiendo de la originalidad de cada establecimiento.
Se espera que por motivo de pandemia la cual afectó de manera importante al sector durante el año pasado con bajas ventas, en esta ocasión la situación sea totalmente distinta, que los tahoneros vean reflejadas las buenas ventas. Aunado a la temporada de frío que comenzará a resentirse cada vez más, la industria panificadora se encaminará a cerrar de manera positiva el año. El costo del pan de muerto dependerá de cada establecimiento, ingredientes y tamaño, aunque los habrá disponibles para todos los presupuestos y gustos.
Finalmente, invitó a las familias a no dejar pasar la oportunidad de probar el delicioso pan dulce, dándole preferencias a panaderías para mantener las fuentes de empleos actuales.

Así lo dijo:“La verdad es que el pan de muertos es significativo para los mexicanos, incluso casi a la par de la Rosca de Reyes, de ahí la importancia de que las panaderías comiencen en breve a su elaboración, exhibición y venta”, expresó.Norberto Hermosillo, ex presidente de Canainpa.