Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Feb-2020 .-En su último año de gestión, la Presidencia de Enrique Peña Nieto registró irregularidades millonarias por falta de documentación para comprobar gastos, montos pagados fuera de norma al Estado Mayor, aviones y helicópteros que nadie utilizaba, y erogaciones a presuntos aviadores que cobraban hasta en dos nóminas del Gobierno.
De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la revisión a los gastos ejercidos en Los Pinos en 2018 derivó en nueve recomendaciones, 12 promociones de responsabilidad administrativa sancionadora y cuatro pliegos de observaciones por probable daño patrimonial a la hacienda pública.
El caso más cuantioso involucra 27 millones de pesos que fueron pagados por diversos contratos suscritos en el último año del sexenio priista.
Según el reporte, no existen facturas que comprueben el ejercicio del dinero ni evidencia de que fueron recibidos los bienes y servicios contratados como vestuario, alimentos, mantenimiento preventivo y correctivo de aeronaves, soporte técnico y gastos aduanales, entre otros.
También fueron detectados pagos que ascienden a 56 millones 200 mil pesos para 115 personas que no acudían a laborar, es decir eran aviadores.
En esta revisión se detectó que Presidencia pagó 75.7 millones de pesos por 19 contratos, pero sólo existen facturas por 48.66 millones.