Adiós, quincenas. Una mujer se endeudó hasta el cuello, luego de que, por conducir en estado de ebriedad y sin precaución, se fuera a estrellar contra tres vehículos que se encontraban momentáneamente detenidos por indicaciones de un semáforo en funcionamiento.
El aparatoso accidente, que además de dejar a la presunta responsable lesionada, provocó daños materiales por 200 mil pesos, se registró ayer a las 01:00 horas, en la avenida Universidad, a la altura de los números 200.
Cabe destacar que otros dos conductores que se vieron involucrados en el percance también se encontraban en estado de ebriedad, por lo que fueron detenidos y trasladados ante el juez Calificador, quien les impuso una sanción administrativa. Se trata de quienes dijeron llamarse Aranza, de 27 años de edad, y Enrique, de 63 años de edad.
Elementos de Vialidad del municipio de Aguascalientes tomaron conocimiento de este percance, el cual fue provocado por una mujer, de nombre Alondra, de 23 años de edad, quien resultó con lesiones en diferentes partes del cuerpo y fue necesario su traslado a un nosocomio para recibir atención médica.
La fémina, quien se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes al momento del accidente, conducía un vehículo Volkswagen, en color blanco.
Circulaba por la avenida Universidad sin precaución y chocó por alcance contra un vehículo Nissan, en color azul, que era conducido por Aranza, una camioneta Chevrolet pick up, en color gris, que conducía el señor Enrique y contra otra camioneta pick up, en color blanco, conducida por Fernando, de 34 años de edad, quien fue el único que se encontraba sobrio.