Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco del Bienestar pagará a una empresa privada hasta 496 mdp para liberar la posesión de los inmuebles de sus 2 mil 700 nuevas sucursales, así como tramitar permisos, verificar su estado físico e inventariar el mobiliario.
El consorcio Promotora de Infraestructura IMM y Urba Ingeniería, ganó la licitación para desplegar, en todo el país, al personal que verificará la situación de los inmuebles en los que la Secretaría de la Defensa Nacional ha estado construyendo las sucursales, de las que aún falta levantar alrededor de la mitad.
El monto mínimo del contrato abierto, vigente hasta el 31 de diciembre, es de 198.5 millones de pesos, mientras que el máximo, de 496 millones, que equivale al costo de construir y equipar 124 sucursales, pues cada una requiere una inversión promedio de 4 millones de pesos.
Muchas de las nuevas sucursales se ubican en inmuebles que ya eran de dependencias federales, pues el Presidente Andrés Manuel López Obrador les ordenó, en febrero de 2020, identificar espacios adecuados en sus instalaciones y ponerlos a disposición del banco.
Entre otras tareas, el consorcio, que operará como gestor inmobiliario, realizará los procedimientos administrativos y/o legales necesarios para obtener la posesión de los inmuebles y acreditar la propiedad, verificar los trabajos, hacer viable el acta de recepción física y de finiquito con Sedena, así como verificar la operatividad de las tecnologías de la información y poner a disposición del banco una plataforma con geolocalización por GPS que refleje los avances en cada sucursal.