Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Un golpe mayor al empleo traerá la subcontratación de personal, pues muchas empresas que la practicaban ahora les pagarán a los empleados una mayor Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) y algunas de ellas incluso deberán hacerlo aun sin haber registrado ganancias en el 2021.
Bernardo Elizondo Ríos, socio del despacho jurídico Adame Elizondo Abogados, expuso que con los cambios en la Ley Federal del Trabajo en materia de outsourcing, las empresas que no estaban obligadas a pagar utilidades a los empleados de una filial de servicio ahora deberán hacerlo.
«El costo laboral se disparó para las empresas porque el reparto de utilidades a los trabajadores correspondiente al 2021 que tendrán qué hacer antes del próximo 31 de mayo será mayor también debido a que el esquema de cálculo de la utilidad contable es muy diferente al que la Ley contempla para PTU», afirmó.
En el cálculo de la PTU, explicó, no se consideran las pérdidas fiscales de ejercicios anteriores, de manera que cuando el contribuyente las amortiza puede tener una pérdida y como resultado una base cero de utilidad para el cálculo del ISR, aunque no así para el pago de utilidades a los trabajadores.
Este efecto negativo sobre los costos de las empresas podría suavizarse dado que el sector empresarial negoció en la reforma a la subcontratación un tope a la PTU que puede ser de tres meses de salario o el promedio de las utilidades repartidas en los últimos tres años, lo que resulte más benéfico para el trabajador.
«Este beneficio aplica para empresas que reparten utilidades muy altas, como es el caso de las del sector petrolero, pero otras sólo podrán aminorar el golpe mediante una reducción de su nómina, es decir, habrá en el futuro un golpe importante para el empleo», señaló Elizondo Ríos.
Indicó que también el impacto de los mayores costos para las empresas por el pago de utilidades podría traer que algunas sufran pérdidas en los próximos años, lo que se verá reflejado en menores flujos de PTU.
«La realidad de las cosas es que la gran mayoría de las empresas incorporaron trabajadores y ya no utilizan esquemas de outsourcing, por lo que no veo por dónde suavizar este tema».
Advirtió que las empresas tendrán una mayor carga al tener que pagar una PTU que anteriormente no pagaban o pagar una mayor de que la que pagaban, pues muchas debieron incorporar a todos sus trabajadores en la nómina directa.

¡Participa con tu opinión!