Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial, con sede en Aguascalientes, vinculó a proceso a dos peligrosos sicarios que, en el mes de marzo pasado, participaron en la ejecución de dos hermanos y dejaron gravemente herido al papá de ambos durante un ataque armado.

Los sospechosos fueron identificados como Miguel Ángel, de 24 años, y Arturo Andrés, de 35 años, quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones Aguascalientes.

Ambos fueron capturados por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales y el Grupo Homicidios de la PDI durante una serie de operativos, por estar involucrados en una serie de ejecuciones que se registraron en Aguascalientes en los últimos meses.

La Fiscalía General del Estado, a través del agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación Especializada en Homicidios, logró aportar los elementos de prueba suficientes que acreditan su participación en una doble ejecución registrada en el mes de marzo pasado, en el fraccionamiento Villas de las Fuentes.

Un juez de Control y Juicio Oral Penal les dictó auto de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja, cometido en agravio de los hermanos Óscar Alejandro, alias ‘El Sol’, y Carlos Hugo, alias ‘El Fata’, así como por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja, en grado de tentativa, cometido en agravio del papá de ambos, de nombre Carlos Martín, alias ‘El Chino’, de 54 años.

ASÍ SUCEDIÓ. Los sangrientos hechos se registraron el día 3 de marzo a las 17:30 horas cuando los ahora detenidos y otro sujeto, que se encuentra prófugo, llegaron a una vivienda ubicada en un edificio dúplex de la calle Villas de Manzanillo, en el fraccionamiento Villas de las Fuentes, donde atacaron a balazos al papá y a sus dos hijos para después escapar con rumbo desconocido.

A bordo de vehículos particulares, sus mismos familiares los trasladaron a recibir atención médica, pero, horas más tarde, murieron Óscar Alejandro y Carlos Hugo en el Hospital Tercer Milenio. Su papá, Carlos Martín, logró sobrevivir a la agresión y recibió atención médica en el HGZ No. 2 del IMSS.