La cabalística jornada 13 terminó siendo de mala suerte para las Centellas que ofrecieron uno de sus mejores partidos ofensivamente hablando, pero cometieron errores infantiles en la defensiva que fueron aprovechados por Santos que se terminó llevando una alegría merecida del Victoria.
En el amanecer del partido Brianda Escobedo arrolló a una ofensiva visitante dentro del área en lo que fue un penal rigorista a favor de las de La Comarca. Cynthia Peraza cobró con maestría al ángulo superior derecho poniendo en ventaja a Santos. Minutos más tarde, específicamente al 13 de acción las Centellas estaban dormidas en un córner en contra, Alexandra Ramírez se avivó metiendo cabezazo en el primer poste aumentando la ventaja lagunera. Antes del entretiempo Necaxa recortó distancias gracias a un golazo de Brianda Escobedo, la defensora metió tiro potente a balón parado que se incrustó en el ángulo de la portería visitante.
El recortar distancias le dio un subidón de ánimo a las Centellas que salieron con todo buscando el empate en la segunda mitad, cosa que lograron al 56 gracias a un gran centro de Dulce Alvarado al segundo palo, Paulina Castro remató de cabeza sola igualando los cartones. Ante el empate las Centellas se relajaron sobre todo en la defensa y al 66 Doris Meza regaló la pelota en un saque de meta, Santos aprovechó con Daniela Delgado metiendo potente disparo de fuera del área y Meza pensando que iba fuera no hizo por el balón que terminó adentro del arco local. Tan sólo siete minutos después Santos aprovechó otro descuido de la zaga rojiblanca desde un saque de banda para que tras un centro raso desde la izquierda Alexandra Ramírez cerrara la pinza en el segundo palo marcando su doblete finiquitando la victoria de Santos por 2-4. Centellas dejó ir una oportunidad valiosa de subir posiciones y se estanca en siete puntos con su décima derrota del torneo, ningún otro equipo de la liga tiene más descalabros.