Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Una ola de extorsiones afecta a los guanajuatenses.
Mediante volantes entregados en domicilios y firmados por el Cártel Jalisco se pide el pago de la extorsión o de lo contrario quemarán negocios o secuestrarán familiares.
“No tiene ningún caso que intentes irte o esconderte; te tenemos completamente ubicado a ti y a toda tu familia”, dice un volante dirigido a un comerciante y al que tuvo acceso Grupo REFORMA, que viene acompañado de fotografías de las fachadas y domicilios de los negocios y terrenos del amenazado, así como fotos de su esposa y sus hijos.
“Y ni siquiera intentes jugarle al vivo y acudir a quejarte con las autoridades porque ahí nos van a avisar en cuanto haya algún movimiento tuyo o de tu familia”, advierte el volante.
El comunicado personalizado da un plazo de 24 horas al comerciante para comunicarse a un número telefónico, en caso contrario, interpretarán que no quiere “negociar” ni llegar a un arreglo.
Tan sólo en las últimas dos semanas, dos negocios fueron atacados en Celaya.
El viernes fue quemado y baleado el restaurante “Los Tres Hermanos”. Según reportes, en el lugar fueron encontrados dos muertos y un narcomensaje firmado por el “Grupo Los M”.
En tanto, el 10 de septiembre, el bar “El Castillo”, fue atacado a tiros y con bombas molotov.