Mirna Ramos
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- La Administración del Gobernador emecista Samuel García adjudicó contratos por casi 20 millones de pesos para el diseño e implementación de estrategias y campañas creativas a una empresa «fantasma».
La compañía Telerma, que recibió del Estado al menos cinco contratos, fue creada al vapor y está integrada por dos prestanombres: un ama de casa que ayuda a su familia vendiendo paletas y una trabajadora de una fábrica.
Glen Villarreal, coordinador de Comunicación Social del Estado; Osvaldo Robles, titular del Sistema de Radio y TV de Nuevo León, y Humberto Panti, director de Administración de Agua y Drenaje (AyD), firmaron los contratos, de acuerdo con documentación en poder de EL NORTE.
Aunque fue constituida el 27 de diciembre del 2019, la empresa abrió su sitio web y su perfil de Facebook hasta febrero pasado, cuando ya recibía los contratos estatales.
Los conceptos para los que fue contratada incluyen desde diseño de imagen, elaboración de un manual de identidad de Radio Nuevo León, estrategia de refundación del Canal 28, redacción de guiones, diseño de campañas de comunicación y producción de spots.
Telerma está integrada por María Guadalupe Ramírez y Myrna Sauceda, quien además es administradora única y cuya firma aparece en los cinco contratos con el Estado.
Al ser visitada en su domicilio, en un sector popular en Santa Catarina, Sauceda negó tener una empresa dedicada a la publicidad y el diseño, y señaló que sólo ayuda en un negocio de venta de paletas iniciado por sus suegros.
La supuesta empresaria, de 25 años, estudió hasta la secundaria y está a punto de tener a su tercer hijo.
-¿Su negocio de qué es?, se le preguntó.
«Es paletería», respondió sin saber que hablaba con una reportera y mientras trataba de atender una reunión virtual de la escuela de sus hijos con el internet que le presta una vecina.
EL NORTE también buscó a Ramírez en el domicilio que aparece en los documentos, ubicado en un fraccionamiento de interés social en García, pero un hermano informó que la presunta accionista vive en una colonia aledaña y que trabaja en una fábrica.
«Pues se me hace raro porque mi hermana no tiene negocio», señaló el familiar.
La viviendas de las supuestas socias contrastan con el domicilio de Telerma, que está en IOS Offices Arboleda, en la Colonia Valle del Campestre, en San Pedro, negocio que renta oficinas y espacios para cowork.
Mientras las dos mujeres parecen estar ajenas a la operación, la compañía ha celebrado jugosos contratos.
El primer organismo en contratarla fue Radio y TV de Nuevo León, a cargo de Robles, que firmó los acuerdos con Telerma.
Los documentos detallan que el pasado 13 de diciembre se le asignó elaborar un diagnóstico y una propuesta de refundación del Canal 28, por un millón 155 mil pesos, mismo que se entregaría en 20 días.
Tres días después, el 16 de diciembre, la misma dependencia la contrató para diseñar la imagen y crear un manual de identidad de Radio Nuevo León, por un millón 200 mil pesos y una vigencia de un mes.
También Comunicación del Estado, encabezada por Villarreal, contrató a Telerma por partida doble, pero por un monto de 16 millones de pesos.
El pasado 4 de febrero, Villarreal firmó el primer contrato con la empresa, a la que encargó desarrollar campañas de comunicación, incluyendo la redacción de seis guiones «creativos» para spots y cuatro guiones para videos institucionales.
A cambio, Telerma recibirá 406 mil pesos mensuales hasta diciembre, lo que totalizaría 4 millones 466 mil pesos.
Cuatro días después, el 8 de febrero, el funcionario asignó a Telerma un segundo convenio para la producción y edición de campañas, entre ellas la entrega de seis spots de 30 segundos y ocho videos de hasta seis minutos.
El acuerdo contempla pagar un millón 078 mil 800 pesos mensuales, también hasta diciembre, por lo que sumaría 11 millones 866 mil 800 pesos.
En tanto, el contrato de AyD fue acordado por Panti el pasado 14 de febrero por un millón 276 mil pesos por el servicio de «estrategia creativa» para campañas institucionales.