Rebeca Herrejón
Agencia Reforma

Guadalajara, México.-MÉXICO.- Las ineficiencias en las refinerías de Pemex, los altos impuestos a combustibles y los costos de logística le cuestan a los conductores y transportistas mexicanos más que lo que el Gobierno federal gasta todos los años en educación.

Usando cifras oficiales de 2019, Grupo REFORMA calculó cuánto se pagó en México por el consumo de gasolinas y diésel, incluyendo impuestos, y contrastó con precios promedio en Estados Unidos.

Y la diferencia fue enorme: 351 mil millones de pesos (unos 18.2 mil millones de dólares) es lo que en México se hubieran ahorrado conductores y transportistas de haber pagado gasolina y diésel con precios de EU.

El sobrecosto final fue superior al presupuesto asignado a Educación, 332 mil millones de pesos; Salud, 124 mil millones, y Defensa, 106 mil millones de pesos.

La gasolina regular en México tuvo en 2019 un sobrecosto promedio de 6.10 pesos por litro respecto al precio en EU, según cálculos de Grupo REFORMA con datos de la Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en ingles) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Así, en México los conductores pagaron 46 por ciento más por la gasolina que en EU. El diésel resultó 36 por ciento más caro. En promedio, el pago de ambos combustibles fue 43 por ciento superior en México.

Gran parte del sobrecosto se relaciona con los impuestos que se cobran en México respecto a EU.

En la gasolina la diferencia impositiva fue de 4.74 pesos por litro; en el diésel, 4.91 pesos por litro.