CDMX.- James Spears, padre de Britney Spears, accedió a renunciar a la tutela de su hija tras 13 años de haber estado a cargo, de acuerdo con Variety.
James presentó este jueves al Tribunal Superior de Los Ángeles su respuesta a la petición de su descendiente sobre su dimisión, a la que él accedió a pesar de que su abogado aseguró que no tenía motivos reales para ello más allá de la batalla pública por el tutelaje, que se agudizó en los últimos meses.
“No obstante, incluso cuando el señor Spears es el objetivo incesante de ataques injustificados, no cree que una batalla pública contra su hija por su servicio continuo como tutor sería lo mejor para ella”, se lee en el documento legal.
“Entonces, aunque debe impugnar esta petición injustificada para su remoción, el señor Spears tiene la intención de trabajar con el Tribunal y el nuevo abogado de su hija para prepararse para una transición ordenada a un nuevo tutor”.
Se añadió que de hecho, antes de que Britney contratara a su actual defensor legal, el abogado Matthew Rosengart, James presuntamente ya había estado trabajando en la transición de su puesto con el ex abogado de la intérprete de “Circus”, Samuel D. ingham III, quien dimitió al caso hace semanas.
A través de un comunicado, Rosengart indicó que aunque tanto él como su firma de abogados se alegran de que James haya tomado la decisión de abandonar la tutela, les entristece por los supuestos constantes ataques que hizo contra su clienta. (Staff/Agencia Reforma)