Daniel Reyes, Emmanuel Aveldaño y Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Asilos de Nuevo León y Tabasco reportaron incrementos de contagios de Covid-19 entre sus residentes, la mayoría adultos mayores.
Una residencia en el municipio nuevoleonés de Guadalupe informó que el brote aumentó ayer a 50 contagios, 47 de ellos de adultos mayores residentes de la institución.
La Secretaría de Salud en la entidad encendió los focos rojos por el nivel de riesgo de los pacientes.
El titular de la dependencia, Manuel de la O, dijo que tan sólo por la edad de los contagiados, que en promedio es de 84 años, están en situación muy vulnerable.
Pero además, añadió, 45 por ciento de ellos padece hipertensión y 40 por ciento diabetes.
“Es una situación crítica, porque lo que está descrito en los diferentes países que han tenido brotes en asilos, es que pueden fallecer la gran mayoría, arriba del 70 u 80 por ciento.
“Es un grupo de alto riesgo, y decidimos que se internaran, que tuvieran una supervisión médica estricta”, señaló.
De la población de 140 residentes y empleados, dijo el funcionario, se tienen 127 pruebas procesadas, que arrojaron 50 contagios hasta el momento.
El Secretario reportó que hasta las 15:00 horas de ayer, dos de las personas contagiadas estaban ya en el Hospital Metropolitano y una en el Hospital San José, todos estables.
En tanto, la Secretaría de Salud de Tabasco informó que 10 adultos mayores y nueve trabajadores de un asilo en Villahermosa fueron diagnosticados con Covid-19.
Uno de los adultos contagiados, confirmó la dependencia, falleció ayer en el Hospital Regional “Juan Graham Casasús”.
“En la instalación conocida como ‘Casa del Árbol, Residencia del Adulto Mayor’ se observó que algunos adultos mayores presentaban sintomatología probablemente relacionada con Covid-19, detectándose a 10 de los residentes, por lo que se les aisló preventivamente y se les tomó muestra, resultando positivos.
“Posteriormente se procedió a muestrear a los trabajadores y nueve de ellos resultaron positivos”, indicó en un comunicado.
En tanto, agregó, los trabajadores están aislados en sus domicilios y en permanente observación.
“El personal que dio positivo al virus no se encuentra laborando y podrá hacerlo de nuevo cuando sea oportuno y determinado por la Secretaría de Salud”, señaló.
La institución aseguró que el personal en activo cuenta con el equipo de protección necesario para realizar sus actividades, así como transporte que los acerca a sus hogares.