GRAF5362. LEGANÉS (MADRID), 22/06/2020.- El entrenador del Leganés, Javier Aguirre, durante el partido de Liga en Primera División ante el Granada que disputan esta noche en el estadio de Butarque, en Leganés. EFE/Juanjo Martín
Staff
Agencia Reforma

MADRID. -Javier Aguirre y el Leganés dejaron ir nuevamente una oportunidad de oro para encontrar oxígeno en su lucha por el no descenso.
Los blanquiazules empataron ayer 0-0 frente al Granada, y aunque hicieron méritos para ganar, su falta de contundencia les hizo condenarse a un amargo empate que los mantiene en zona roja en el penúltimo lugar con 25 puntos, apenas uno por arriba del Espanyol.
Pese a ello, el “Vasco” Aguirre aseguró que no hace cuentas para calcular cuántos puntos podría necesitar su equipo para lograr la salvación en la máxima categoría del futbol español.
“Me fijo en lo que me queda. Me quedan tres en casa y cuatro fuera. No pienso más que en el siguiente, en ir a Pamplona, tratar de sacar los tres puntos y ver qué sigue. No estamos para sacar calculadora, estamos para ir de noventa en noventa y ver qué pasa mañana.
“Estos tres o cuatro días nos van a venir de maravilla. Ahora hay que ir a Pamplona a por todas”, dijo.
El estratega tricolor confío en que la fortuna estará de su lado y les permitirá sacar un buen resultado que tanto necesitan.
“Hay que seguir peleando. A veces sale bien, a veces mal. Ahora parece que la fortuna no nos está sonriendo, ni de penal. Pero es así, el máximo responsable soy yo porque decido quién los patea. Mañana será otro día, hay que esperar que estemos mejor. Estamos ahí, un puntito más cerca. Así lo veo. No estamos a catorce puntos de la salvación. Estamos en la pelea”, añadió.