CDMX.- El reconocido cineasta mexicano Alfonso Arau relata que, hace años, él y su amigo Alejandro Jodorowsky hicieron un peculiar acuerdo: ninguno de los dos puede morir antes de cumplir 120 años. A sus 92 años, Arau, destacado por filmes como «Un Paseo por las Nubes» y «Como Agua para Chocolate», se mantiene activo y decidido a no decepcionar a Jodorowsky, quien también sigue enérgico a sus 95 años. Arau, que también es actor, músico, bailarín y mimo, es padre de 8 hijos y tiene 14 bisnietos.
Recientemente, durante un homenaje en la Cineteca Nacional donde se proyectaron sus películas, Arau no dejó de interactuar con sus numerosos admiradores, firmando autógrafos y posando para fotos. Aunque goza de gran popularidad y éxito internacional, Arau siente que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas no le ha dado el reconocimiento que merece. Ha criticado abiertamente a la Academia, mencionando que la industria cinematográfica mexicana sigue siendo víctima de envidias, frustración e influencias corruptas, y lamenta que en México, no siempre los más talentosos son los que dirigen, sino aquellos con conexiones. A pesar de no haber dirigido desde 2010, Arau continúa escribiendo guiones, esperando dejar un legado duradero a través de sus historias enfocadas en el amor y la cultura mexicana. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)