Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante la emergencia sanitaria por Covid-19, siete entidades federativas lograron instrumentar un programa de intercambio de servicios entre las distintas instituciones de salud, que podría ser punto de partida para un sistema único de atención, indicó Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud.
“Los gobiernos estatales firmaron un convenio general de intercambio de servicios en el que participaron siete gobiernos estatales, el Seguro Social, el ISSSTE, Pemex e incluso las Fuerzas Armadas, tanto Sedena como Marina, y desde luego el Insabi”, explicó el funcionario.
“Con este convenio logramos que una persona derechohabiente del IMSS si no encontraba una cama pudiera ser atendido en cualquier otra institución de las que firmaron o una persona no derechohabiente de la seguridad social pudo ser atendida en el IMSS o ISSSTE. Esto es crucial porque muestra cómo el intercambio de servicios es la pieza fundamental para tener un sistema universal de salud”.
Con base en el convenio, explicó, se establecieron tarifas de referencia para hacer intercambio de servicios.
Aseguró que este modelo existe desde hace varios años para emergencias críticas, pero sólo está en el papel.
“En la práctica ha sido muy complejo lograr que los servicios presten atención independientemente de la derechohabiencia”, señaló.
Por ello reconoció la buena voluntad de los líderes de las instituciones de salud de los siete estados firmantes.
“Destaco el caso de la Ciudad de México, la propia doctora (Claudia) Sheinbaum fue una impulsora de este modelo”.
Aseguró que parte de la agenda fundamental del actual Gobierno es lograr tener un sistema universal gratuito, público y de calidad.
Sin embargo, reconoció que aunque la Administración federal tenía el empeño de lograr la integración administrativa de todo el sistema de salud, existen barreras muy importantes.
Por ejemplo, dijo, el IMSS no es una institución de Gobierno si no una institución tripartita.
“El patrimonio del IMSS pertenece al Gobierno, a las empresas y a las personas trabajadoras que cotizan y componen el patrimonio. La contribución principal ha venido del Gobierno, pero es una institución cuyo patrimonio es tripartita; su gobierno es tripartita y por lo tanto no es tan fácil cambiar su objeto, en términos jurídicos y administrativos”.
Detalló que otro reto es la gran diferencia de la inversión que históricamente se ha hecho en la salud entre las distintas instituciones, así como la poca inversión de los estados en salud.