Desde hace 33 años, en México y el mundo, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, establecida por la ONU como una de las pandemias que ha generado estigma y aislamiento social hacia quienes son portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y que, a pesar de los esfuerzos, el tratamiento para estos pacientes ha llegado a cuentagotas.

El director de la Asociación Civil VIHDHA, Marco Antonio García Robles, dio a conocer que si bien la COVID-19 ha provocado más muertes en corto tiempo, 2,929 hasta el pasado 29 de este mes, según información de la Secretaría de Salud Federal, la pandemia por VIH ha sido de larga duración y, desde el primer fallecido por esta causa a principios de la década de los 90 a la fecha, ha registrado el deceso de aproximadamente 1,100 personas.

Cierto es que los muertos por COVID han superado en mucho a los fallecidos por VIH, pero “el asunto es que las personas que viven con SIDA sufren algo que se le denomina muerte social; para quienes tienen el coronavirus, les basta la cuarentena y unos días más para reintegrarse a la vida social y productiva, mientras que alguien con VIH sigue teniendo muchas barreras para poder tener una vida normal socialmente, aunque, médicamente, los tratamientos ya están muy avanzados, pero los sigue el estigma y discriminación”.

Comentó que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud del Estado, actualmente son 766 personas que están en tratamiento por ser portadoras del VIH y, según el histórico, de 1983 a 2021 el reporte es de un total de 1,899 que han tenido ese contagio, entre estos 1,581 hombres y 318 mujeres (en esta cifra se incluye a quienes han perdido la vida en este lapso), sin considerar a quienes pudieran tener el virus y no lo saben.

Recordó que, en un inicio de la pandemia por VIH, se tuvo la creencia de que la infección sólo afectaba a algunos cuantos o determinados sectores de la sociedad, sin embargo, su propagación se ha encargado de demostrar lo contrario; así pues, como con todo virus, cualquier persona es susceptible a ser vulnerable y adquirirlo.

De acuerdo con información nacional, en México el combate al Virus de Inmunodeficiencia Humana estuvo avanzando en el cumplimiento de las metas de 2020-2025, sin embargo, arribó la COVID-19 y se atrasaron una serie de proyectos enfocados, aunque persiste la meta de eliminación de la transmisión de este virus en menos de una década, de acuerdo con estimaciones de epidemiólogos.

¡Participa con tu opinión!